sábado, 22 de marzo de 2014

DOCTRINA DE BAUTIZO PARTE 1

CONOSCAMOS EL  EVANGELIO
¿HAS PENSADO EN TU SALVACION?

     Este es un proyecto evangelistico para preparar al hombre en su relación con Dios. Marcos 1:1-5.                      Muchos hablan del evangelio pero muy pocos saben lo que en realidad significa. 3:14-17.                        La biblia es el manual de convivencia para todo aquel que dice ser de Cristo, o dice amar a Dios.               1ª Timoteo 3:14-15.                          Solo examina tu vida por medio de este estudio bíblico, conoce más lo que significa ser salvos, y así podrás saber si eres salvo, o no.         Mateo 7:21-23. Tito 1:16.

















































PASOS EN LA VIDA DE UN CREYENTE 

EN DIOS.
Este es un proyecto evangelistico donde vamos a conocer los pasos por el cual debemos pasar todos para prepararnos en nuestra relación con Dios.
Antes de conocer el evangelio eres:
Nuestra Meta En Este Estudio–
Es  Entender lo que es: EL EVANGELIO.
Este es el principio de las buenas noticias de Cristo, enviar un mensajero para preparar el camino del señor. Marcos 1:1-5.

Muchos hablan del evangelio pero muy pocos saben lo que verdaderamente significa.
En la biblia podemos encontrar la respuesta a esta pregunta y muchas más.
La biblia es el manual de convivencia de todo aquel que dice ser de Cristo, y que cree en él.
Esto te escribo para que sepas cómo debe comportarse uno en la familia de Dios. 1ª Timoteo 3:14-15.

El evangelio también nos cuenta cuál es el plan espiritual que tiene Dios para que el hombre pueda heredar el Reino de los cielos.
Las escrituras pueden enseñarte y llevarte a la salvación por medio de creer en lo que Jesucristo nos enseña.
2ª Timoteo 3:15-17.las escrituras nos llevan a la salvación

Muchos dicen creer en Dios y amarlo, pero no saben o que verdaderamente significa amar.
Como van a creer sino han oído de él. Romanos 10:14.
El que dice que ama a Dios debe vivir como Jesucristo vivió. 1ª Juan 2:3.6, 9-11.

Todo hombre para conocer a Dios debe pasar por un proceso, y así poder amarlo realmente, y saber en qué es lo que debe creer. 
Busquen el camino que conduce a Dios. Jeremías 6:16.
Sofonías 2:1-3. Tú, nación que no sientes vergüenza, que se
junte todo el pueblo a meditar en lo que dice Dios, antes de que seas destruida y arrastrada por el dolor.
Josué 1:7-9. Repite siempre las palabras del libro de la ley de Moisés. Estúdialo día y noche, de manera que puedas actuar de acuerdo a lo escrito en él, para que te vaya bien y tengas éxito. Te repito: sé fuerte y valiente. No tengas miedo ni te desanimes porque el SEÑOR tu Dios estará contigo donde quiera que vayas»
Éxodo 20:1-17. Los diez mandamientos fueron dados para saber llevar nuestra relación con Dios y con los demás.
Mateo 5:17-20. Nuestro señor Jesús no dijo que no debíamos de cumplir la ley, sino que vino a enseñarnos como obedecerla. Por amor y no por obligación.
Romanos 13:10-14. Jesús en cerro todos los mandamientos en dos. Recordando que si lo amamos de corazón cumpliremos con lo que pide para con él.
Y el segundo: amaras a tu prójimo, si yo amo a mi prójimo entonces hare todo lo que me enseño que demuestra los otros seis mandamientos.
Entren por la puerta angosta. Mateo 7:13-14.
Acepten las enseñanzas de Jesús y aprendan de él. Mateo
11:28-30.
Él es la puerta el que por él entre se salvará. Juan 10:7, 9, 11, 26-28.
Él es el camino la verdad y la vida. Juan 14.1-2,6-12.
Todo el que anda con Jesús da frutos de obediencia. Mateo 7:15-27.


 PREGUNTAS FRECUENTES:
¿Cuál es el significado de la palabra evangelio?
Evangelio  es una palabra griega, que significa «buenas
nuevas».
En la antigua Grecia, cuando ganaban una batalla enviaban a un mensajero a la ciudad, quien al llegar comenzaba a exclamar esta palabra, «¡evangelio!», ¡evangelio la batalla ha sido ganada!»

Que en nuestro castellano seria: «¡Buenas noticias, «¡Buenas noticias, la batalla ha sido ganada!»

¿CUAL ES EL EVANGELIO QUE DEBEMOS CONOCER?
El Evangelio del Reino de Dios–
Debemos preparar el corazón para Cristo. Marcos 1:1-5.
Creer en esta buena noticia del Reino de Dios. Mateo 4:17,23.
Debemos conocer cuál es su reino y andar en él. Mateo 6:31-33.
Hacer lo que es justo ante los ojos de Dios. Romanos 14:17-18.
Lo justo ante Dios es obedecer las leyes. Romanos 13:1-14.
Porque el Reino de Dios no es solamente hablar sino obedecer. 1ª Corintios 4:20.            
Dios reina donde se vive en amor, y vivir en amor es soportarnos los unos a los otros siendo bondadosos. 1ª Corintios 13:1-13.

¿Por qué el evangelio es poder de Dios?
(Romanos 1: 16,)
 En primer lugar, porque el evangelio es “poder de Dios”
para todo aquel que cree (v. 16).

El evangelio tiene el poder necesario para transformar y sanar a la gente y llevarlas a Dios (si ellas lo aceptan y creen).

 ¿Cuál es el objetivo del evangelio del Reino de Dios?
 (Romanos 1:1, 3,17- 18).
Es dar a conocer su reino, que trae las buenas nuevas de salvación, que Dios manda que sean proclamadas en todo lugar.
Y esta noticia está basada en la muerte y la resurrección de
Cristo!
Y aun que el hombre no quiere saber nada de Dios,
Dios preparó un camino para que él pueda relacionarse positivamente con él.
Lucas 1:77-79.

                   ¿QUÉ ES SALVACIÓN?
Para Dios la salvación, es la liberación de la
Esclavitud del pecado y sus consecuencias.
Y  rrecibimos de Dios,  el perdón de nuestros pecados, y el regalo de la vida eterna.
En cambio del castigo que merecíamos por nuestros pecados. Romanos 6:16,22-23. Juan 8:32-36.

Obtener el perdón de pecados es como arreglar una cuenta pendiente, la cual el hombre no tiene como pagarla, pero Jesucristo la pago por nosotros en la Cruz. Juan 1:29. Romanos 6:6. 1ª Juan 3:5. 1ª Corintios 15:20-24.

¿QUE ES PECADO?
1ª Juan 3:4-5. El pecado es la desobediencia de la ley de Dios, pero el Señor vino para quitar nuestros pecados.
Juan 10:10.El hombre en pecado destruye su alma y está perdido envuelto en enfermedades espirituales, y físicas que son el resultado de un alma afligida y enferma, y su destino eterno es la condenación en el infierno. 
Pero Jesucristo ha venido para darnos salud, gozo, y vida eterna.
 Este Evangelio Nos Muestra cual es la Justicia de Dios.
Su Justicia  demuestra que él se mantiene equilibrado, por esto mismo él  tiene que corregir el pecado.
Y sabe dar el pago a cada quien según sus actos sin inclinarse a tener preferencia por unos más que otros.
La justicia de Dios, es la misma para todos, y nadie puede hacer ostentación de mérito alguno por Tenerla. Si aquí hay 300 personas, y si hay creyentes de 30 años, y otros de un mes, todos tienen la misma justicia imputada, la misma justicia que es regalo de Dios.
Al hablar de Justicia, comprendemos:
Que Dios tiene misericordia y compasión por nosotros, él nos da muchas oportunidades de corregirnos.

sin misericordia, la justicia sería implacable y todos los hombres estaríamos perdidos;
 Sin justicia, la misericordia sería una facilidad hacia el pecado, y el universo se hundiría en el desorden.
En su misericordia, Dios ha tenido compasión del pecador, pero en su justicia le salva solamente quitando de sobre él, su pecado”  Juan 15:22. Juan 16:8-13;  

Cuando exige justicia al hombre, no es un capricho divino, sino que su santidad exige esa actitud. 1ª Pedro 1:15-16.

 LA JUSTICIA DE DIOS SE DIVIDE EN TRES RAMAS.
Su justicia obligatoria: Dios es justo cuando perdona los pecados que han sido confesados. (1ª Juan 1:9);
(1ª Juan 2:1-2). Proverbios 28:13. Mateo 5:21-26. (Mateo 5: 38-48). Mateo 6:14-15Mateo 18:23-35.
Marcos 11:25-26. 1ª Juan 1:9; Juan 2:1 

2) Su justicia penal: Dios es justo cuando premia todo lo bueno y castiga todos los malos actos. Pero hay que tener claro que nos premia o nos castiga sólo parcialmente durante nuestra vida terrenal, porque el premio o castigo pleno tendrá lugar en la otra vida.
La Sagrada Escritura tiene muchísimos ejemplos de castigos en esta vida:
Génesis. 6: 5-8. Génesis 19:13-15,24-25. Levítico 19:18. Deuteronomio 23:21-22.
(Romanos 1: 17-18); Romanos 2:1-16.
Hechos 17:30-31. Juan 3:19-21.
Mateo 13:40-43,49-50. 2ª Corintios 5:10. 
Hebreos 9:27-28. Apocalipsis 21:6-8.

3) Su justicia redentora: Dios es justo cuando justifica a aquellos que creen en Jesús.
Géne. 18:25-26. Lucas 19:10. Juan 3:18.Romanos 5:18-21. Tito 2:11-14. (Romanos 3:21-26). Juan 3:18.
La justicia redentora nos muestra  el único camino a Dios para nuestra salvación.
Y este camino es a través de su Hijo Jesucristo.
El cual es Dios echo carne, quien  murió en la cruz y resucito a favor de todos los pecadores:  
Juan 14:1-11. Juan 17:3. Mateo 7:13-14. Juan 10:7-9,11. Lucas 15:1-7. Lucas 19:10. Juan 1:14,29. Juan 3:16-21. Juan 8:32. Hechos 4:11-12. Hechos 10:33-43. Isaías 53:1-12. Romanos 3:30. 1ª Corintios 15:20-24. 1ª Timoteo 2:3-6.  Hechos 17:24-25.
Apocalipsis 21:6-8.


QUIÉNES NECESITAN EL EVANGELIO?
Todos. Pablo clasifica a la humanidad en tres grupos:
  1. Las personas que han despreciado el conocimiento del
Verdadero Dios y que se entregaron a un comportamiento totalmente desordenado. (Romanos 1: 18-32). 1ª Corintios 6:9-10. Apocalipsis 21:6-8.

  1. Los moralistas, es decir, personas que crean sus
Propias leyes (Romanos 2: 1-16).

  1. Los judíos (Romanos 2:17-29; Romanos 3:1-20).


¿HAY ALGUNA SOLUCIÓN?
Hechos 2:37. Romanos 7:7-25. 
Sí la hay. Para comprender cuál es exactamente la solución, debemos tener en cuenta que Dios es un justo juez.
 Él es santo y aborrece el pecado. Además, conoce cada uno de nuestros pecados. Por lo tanto, sólo hay dos opciones. Que Él lo condene o que usted venga a ser “justificado” delante de Él. (Romanos 8:28-34. “34”).

JUSTIFICADOS POR LA FE
(Romanos 1:17-18; Romanos 3:30.
Significa que confiamos En Cristo y en que él ha pagado de
manera suficiente el precio que merecían nuestros pecados.
Somos justificados por la sangre. Y esto se refiere a la sangre que el Señor tuvo que derramar al morir a favor de nosotros como nuestro sustituto. Romanos 3:25-26.
Gálatas 6:16-21.

¿QUÉ SIGNIFICA LA EXPRESIÓN “A QUIEN DIOS PUSO COMO PROPICIACIÓN...”?  
(Romanos 3:25-26)
«Propiciación»  significa, sacrificio; Jesús fue dado en sacrificio por nuestros pecados y con su sangre fuimos limpiados de nuestros pecados).

Cristo vino a ser nuestro sustituto. Es decir, Él ha tomado nuestro lugar y cargado con el juicio que merecían nuestros pecados.
Si usted paga una deuda mía, ¿qué puede hacer el juez? ¡Nada! Pues alguien ha pagado en mi lugar.
Ningún hombre podría jamás crear una manera tan maravillosa de justificar y perdonar; es por este motivo que hemos recibido un mensaje tan maravilloso de parte de Dios.
Y si bien Dios perdona (lo cual es maravilloso), no «pasa por alto» el pecado. Él perdona porque primero ha juzgado los pecados y condenado al pecado. El problema ha sido resuelto, pero de una manera perfectamente justa.


¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA JUSTIFICACIÓN?
(Romanos 5:1) Pues, tenemos paz para con Dios. ¡Ningún problema entre Dios y nosotros! Nada nos separa de Él. ¡Y no hablamos de una promesa en el sentido de que tendremos paz con Dios, sino una afirmación de que ya la tenemos! Nada puede impedir nuestra relación con Dios. No se trata de que Dios ya no tiene nada contra nosotros, sino de que además estamos positivamente en Su favor (v. 2). Dios está a nuestro favor; Él está “por nosotros” (Romanos 8:31).
Sus pensamientos y Sus sentimientos hacia nosotros son positivos. Y hay mucho más al respecto: leamos en acerca de las maravillosas consecuencias de nuestra justificación y paz para con Dios. Romanos 5: 1-11.

¿Cuáles son los beneficios terrenales de la justificación en nuestras vidas?
(Romanos 5: 1),
PAZ CON DIOS Tu lamentas que no tienes “paz
permanente”, y así tú estás haciendo un pequeño progreso en
la verdad, o en el conocimiento del Señor.
El lamento, del cual siento mucho saber, no es en ningún sentido extraño; pero nace de un conocimiento imperfecto del evangelio y de la confusión de dos diferentes cosas.
Yo espero por consiguiente, con la bendición del Señor, ser capaz de ayudarte, si  tienes el cuidado de considerar lo que yo estoy a punto de escribir.

 “¿Tienes tu paz con Dios?” Pregunté.
La respuesta vino a mí, “No siempre”. En ambos casos la confusión está entre la paz hecha y el gozo de la paz.
Es decir, cuando tú estás contento en el Señor tú dices, “Ahora yo tengo paz”; pero cuando en el fracaso o en la desgracia tú estás deprimido y triste, tú piensas que tu paz se ha ido.
Para encontrar este estado en la  mente, yo quisiera que consideraras  atentamente sobre cuáles son los fundamentos de la paz con Dios.
Esto es una inmensa ganancia para el alma, cuando es percibido claramente que esto no se apoya en lo interior, sino en el exterior; pero entonces también se verá que nuestras
Experiencias no tienen nada que hacer con la pregunta.
Volvamos entonces  a Romanos 5:1.
 Allí nosotros leemos  “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”; y si nosotros examinamos la relación de estos versículos, hemos de aprender inmediatamente de la fuente de  paz que esto habla. La relación es esta, después de que el apóstol ha explicado la manera en que Abraham fue justificado ante Dios, él procede: “Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada, sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro, el cual fue entregado por nuestras transgresiones y resucitado para nuestra justificación.
Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios” (Romanos 4:23-25; Romanos 5:1).

Está claro en estos versículos que el fundamento de la  paz
Con Dios  se apoya totalmente en la obra de Cristo.
De hecho el cristiano para recibir esa paz después de ser justificado debe vivir como vivió Cristo.
De lo contrario no podrá disfrutar de esa paz que da el Espíritu Santo,  (Romanos 4:25).
Y otra vez; “haciendo la paz mediante la sangre de su cruz”  (Colosenses 1:20).

 Es por consiguiente Cristo quién hace la paz con Dios, y Él ha hecho esto por Su sacrificio de muerte, nosotros debemos dejar morir nuestra naturaleza carnal, y no reclamar justo trato, sólo así podremos recibir y disfrutar de esa paz que trae calma a nuestro ser interior.
Porque la agonía que sentimos cuando estamos pasando por dificultades, es el resultado de resistirnos a la crucifixión de nuestra naturaleza carnal.
Los problemas y aflicciones son el camino a la cruz donde está siendo crucificada nuestra naturaleza carnal para dar paso a la muerte de nuestros derechos en cuanto a nuestra humanidad.
Para resucitar con Cristo a una nueva vida.
 Así que el que se niegue a ser crucificado, no podrá
despojarse de su viejo yo, y si no da paso al nuevo hombre
en Cristo no puede disfrutar de la paz con Dios.
Porque Cristo no se resistió a ser crucificado, el paso por eso y mucho más, lo nuestro es algo simbólico y muchos se resisten a dejar morir y enterrar su naturaleza carnal. (2ª Corintios. 5:20).

Habiendo explicado bastante esto, sigue una pregunta importante para el alma, Sí hay alguna dificultad al contestar esta pregunta, entonces ningún progreso mayor puede en el presente ser hecho.

¿EN QUÉ DESCANSAS PARA QUE SEAS AGRADABLE ANTE DIOS?,
¿ES EN TI MISMO, EN TUS PROPIAS OBRAS, O EN TUS PROPIOS  MÉRITOS, O MERECIMIENTOS? 
Si es así, entonces no estás descansando en la obra de Cristo. Pero sí en tu propia naturaleza.
Es por eso que lamentablemente tú estás  abatido y perdido.
Más sí confiesas que no tienes esperanza aparte de Cristo y  en lo que Él realizó, entonces tú puedes humildemente decir
“Por gracia de Dios yo creo en el Señor
Jesucristo”.
Creer en él, es creer en lo que nos dice y enseña para nuestra vida, y así gozar de sus promesas y bendiciones.
Las Escrituras dicen “Justificados, pues, por la fe” (y tú dices que tú crees), “tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

CADA CREYENTE – DEBE TENER CLARO QUE ES CREER,  Y LO QUE SIGNIFICA  OBTENER ALGO POR MEDIO DE JESUCRISTO. Para obtener los beneficios del sacrificio de Jesucristo, la clave está en tener pleno conocimiento y entendimiento de lo que nos está hablando, o si no es por eso que muchos no han podido recibir la paz de Dios en su corazón, o muchos de los otros beneficios. Santiago 1:5-6.
1ª Juan 5:6-12. Así que como Jesucristo vino mediante agua y sangre, nosotros debemos también venir a Dios mediante agua y sangre, no solo mediante agua porque sin derramamiento de sangre no hay salvación.
¿Qué significa esto?
Mediante agua: es el bautismo en su nombre.
Mediante sangre: esto es crucificar nuestra naturaleza carnal.

¿CÓMO CRUCIFICAMOS NUESTRA NATURALEZA CARNAL?
Marcos 8:34-38. Esto se hace negándonos a nuestros deseos carnales como:
Ira, enojo, vanagloria, mentira, esperar buen trato, riquezas, ser aceptado, ser despreciado, y ciertas prendas de vestir o de arreglo personal, etc.
Todo esto y mucho más y no renegar o estar inconforme.
Si pasamos por esto y nos refugiamos en cristo para soportar con amor mientras pasa el momento, entonces vendrá el Espíritu Santo y nos consolara y dará paz a nuestro ser
interior. Juan 15:26.

Romanos 5:3-11. Los versículos siguientes nos muestran que las tribulaciones (pruebas y dificultades graves) por las que debemos atravesar en nuestras vidas vienen a ser un motivo de gloria para nosotros, y que implican como resultado positivo un crecimiento de la paciencia, la experiencia y la esperanza.

El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo. Dios mostró su amor para con nosotros en que Cristo murió por nosotros, aun cuando todavía éramos pecadores.

LA CONCLUSIÓN DE TODO ESTO: es que si Dios ya ha hecho todo a nuestro favor y si Él ha dado lo máximo posible mientras todavía éramos enemigos, ¡cuánto más entonces Él puede hacer por nosotros ahora que estamos en Su favor y que hemos sido reconciliados, salvándonos de manera concreta en cada dificultad que hallamos en nuestras vidas, y salvándonos de la ira venidera! ¡Qué seguridad!


LA SALVACIÓN ES UN FUNDAMENTO SÓLIDO.
Mateo 16:15-20. Jesús les dijo:
—Y ustedes, ¿quién creen que soy yo?
Simón Pedro le respondió:
—Tú eres el Cristo*, el Hijo del Dios viviente.
Jesús le dijo:
—Simón, hijo de Jonás, qué afortunado* eres porque
no fue un ser humano el que te lo reveló, sino mi
Padre que está en el cielo.
También te digo que tú eres Pedro, y construiré mi iglesia* sobre esta roca. Las fuerzas de la muerte no la derrotarán.
Te daré las llaves del reino de Dios*. Si tú juzgas a alguien aquí en la tierra, Dios ya lo habrá juzgado en
El cielo.
A quien perdones aquí en la tierra, Dios también lo habrá perdonado en el cielo.
Entonces Jesús les advirtió a sus seguidores que no dijeran a nadie que él era el Cristo.
Cuando  Pedro declaro  que Jesús era el Cristo, Jesús le confirmo a Pedro que él era la roca sobre la cual edificaría su iglesia, Las enseñanzas y la vida de Jesús son la base de la construcción de la iglesia de Dios, ¡Pedro no es la roca sino Jesús! pues la muerte y el hades fueron vencidos por Jesucristo.
Así que Jesús le dio a Pedro las llaves del Reino de Dios.
Esto es el poder de liberar o atar.
Pedro fue el primer pastor que hubo, el cual tendría que enseñar y edificar a los creyentes con las bases que Jesús dejo para la salvación.

CUALES SON LAS LLAVES DEL REINO DE DIOS:
Las llaves del Reino los Cielos están en:
Hechos 2:38-42. Arrepentíos “Esto es cambiar la manera de pensar y de vivir”, y bautícese  cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo. Así Dios les perdonará sus pecados y recibirán el Espíritu Santo como regalo.
Esta promesa es para ustedes, para sus hijos, y para todos los que están lejos.
Es decir para todos los que el Señor nuestro Dios quiera llamar.
Pedro les advirtió de muchas maneras y les pidió con insistencia. Sálvense de esta generación perversa.
Así que los que creyeron en este mensaje fueron bautizados.
Y ellos estaban dedicados a aprender lo que los apóstoles enseñaban.
Compartían lo que tenían comían y oraban juntos.
Las llaves del Reino de Dios son tres, Y son: el Arrepentimiento, el bautismo en agua en el nombre de Jesús, y la unción del Espíritu Santo.

1. LA PRIMERA LLAVE ES: El arrepentimiento. Pedro tenía que predicar que se debía cambiar nuestra manera de pensar que es mundana o carnal por los pensamientos y enseñanzas de nuestra nueva vida, que nos enseña Jesús y  los apóstoles.

2. LA SEGUNDA LLAVE  ES: El bautizo en agua. Él tenía
 que predicar que debemos bautizarnos en el nombre de Jesús Como señal de compromiso para con Dios de entregar nuestra vida al servicio de Dios, solo así recibiríamos el perdón de nuestros pecados, y recibiremos el  Espíritu Santo como regalo.
El cual nos ayudara a vencer lo malo que hay en nosotros que se opone a sujetarse y obedecer al Señor nuestro Dios.
También por medio del Espíritu Santo seremos consolados en los momentos de dolor y sufrimiento si lo buscamos.

3. LA TERCERA LLAVE ES: El bautizo en el Espíritu Santo.
Así que el bautismo en agua es una señal de arrepentimiento, pero el bautismo en el Espíritu Santo es señal del comienzo de una nueva vida en el espíritu.
Lucas 3:16. Juan confirmo esta orden cuando les decía yo los bautizo en agua pero de tras de mi viene el que es más poderoso que yo, y él los bautizará con el espíritu Santo y con fuego.

Efesios 1:13-14.  El bautizo en el Espíritu lo recibimos cuando le creemos a Cristo que debemos cambiar nuestra manera de pensar y de vivir.
El espíritu Santo es un adelanto que se nos da como garantía de que recibiremos lo que Dios prometió la herencia en los cielos, la cual llegará cuando se complete nuestra liberación para que alabemos a Dios por su grandeza.
Efesios 2:20-22. Nos aclara que nosotros los creyentes somos esa casa construida sobre una base sólida, que son las enseñanzas de los apóstoles y profetas, siendo las enseñanzas de Jesús el centro más importante de la edificación de nuestra nueva vida.

Por medio del cual nos mantenemos unidos y edificados para ser la morada del Espíritu de Dios.
Hechos 4:11-12. Este Jesús es la piedra que Muchos rechazan al edificar pero él es el centro de toda enseñanza.
Solo en Jesús hay salvación no hay otro nombre en este mundo por el cual los hombres podamos ser salvos.
1 Corintios 3:11-15. Nadie debe predicar ni Enseñar otra
 cosa diferente a la que quedo escrita en las sagradas escrituras para la edificación de nuestra salvación, y la base de toda enseñanza es Jesucristo.
Algunos enseñan, predican y construyen sus vidas usando
 las enseñanzas de Cristo pero para motivarse a buscar
Bienestar terrenal, y así motivan a otros.
Pero llegará el día en que vendrán las pruebas o Dificultades, y entonces se verá si en lo que edifico  su vida, está firme su amor para con Dios;
Si resiste a las dificultades y sufrimientos y no se Aparta ni mengua su amor y obediencia para con Jesucristo este será recompensado.

Y si se aparta del amor y la obediencia a Cristo este sufrirá perdidas y se salvara como el que escapa del fuego, quedándole recuerdos amargos que lo pueden estar alejando del amor de Dios.

LA SALVACION ES GRATIS.
 La  salvación es concedida en forma gratuita. No tiene ningún costo de dinero.
JUSTIFICADOS POR GRACIA: Efesios 2:1-10.
Implica que lo único que debemos hacer es aceptar lo que se
nos da por gracia, ninguna otra cosa podemos hacer y nada podemos agregar.
La salvación o justificación es algo que se recibe, no se gana.
El hombre en pecado está perdido y el destino es la condenación eterna.

Efesios 1:7, 2:8 Tito 3:7. Nosotros no nos salvamos a nosotros mismos, nuestra salvación es un regalo de Dios, tú
Decides, si la recibes, o la rechazas.
La sangre que Jesucristo derramo en la cruz, fue para pagar el precio de nuestro rescate, y así liberarnos de la esclavitud  del pecado y sus consecuencias.

Es decir que Dios es tan generoso que perdona nuestras faltas y nos muestra su bondad.
Nosotros fuimos salvos gracias a la generosidad de Dios porque tuvimos fe.
Así, que aprobados  por el generoso amor de Dios disfrutamos de la esperanza de la vida eterna que Dios tiene para nosotros sus hijos.

Tito 2:11-14. Dios nos ha mostrado su generoso amor para salvarnos a todos.
Ese amor nos enseña a no faltarle al  respeto a Dios, a abandonar la maldad del mundo, y a vivir en este mundo con buen juicio, como Dios quiere, que vivamos  dedicados a él, mientras esperamos La llegada de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo quien vendrá lleno de gloria
Esperemos  ese día feliz.

Jesucristo se entregó a la muerte por nosotros, para librarnos de toda maldad y limpiarnos del pecado y sus consecuencias.
También lo hizo para que seamos su propio pueblo ocupado en hacer  siempre buenas obras las cuales él ha preparado de ante mano para que la obedezcamos.

1)LA SALVACIÓN ES UN BENEFICIO 
PARA EL ALMA.
Es  una invitación de prepararnos para dar bienestar  a nuestra alma.
Cuando nos dejamos llevar por nuestras debilidades y desobedecemos nos convertimos en pecadores.
1ª Juan 3:4. Todo aquel que desobedece vive fuera de la ley de Dios.
Y todo el que vive haciendo según su propia opinión vive en desobediencia y es del diablo, pues el diablo siempre ha desobedecido,  Juan 8:34-35,44.  -Isaías 1: 6.  -Ezequiel 18:4.
Romanos 6:16. No saben ustedes que cuando se ponen al servicio de alguien y lo obedecen, son esclavos de él? Pueden ser esclavos de la desobediencia y morir, o pueden ser esclavos de la obediencia a Dios y vivir para siempre en él.
Marcos 8:36-37. De nada vale tener todo el mundo y perder la vida, nadie podrá pagar lo suficiente para salvar su alma.
Mateo 10:28. No le tengan miedo a la gente que solo puede matar el cuerpo pero no el alma, más bien témanle a Dios que puede destruir tanto el cuerpo como el alma en el infierno.
Lucas 9:56.  -1ª Juan 3:8.  -Lucas 19:10.

  1. Existe el llamado general a través de la
Predicación del Evangelio a  todos los que quieran venir y escuchar.
Marcos 1:15. Después de que Juan fue encarcelado Jesús vino a Galilea y comenzó a anunciar las buenas noticias de parte de Dios.
Él decía: ha llegado el momento, el re3ino de Dios se ha acercado, cambien su manera de pensar y de vivir, crean en la buena noticia.
Mateo 6:31-34.
Romanos 14:17-18. En el Reino de Dios lo importante no es lo que comamos o bebamos, si no vivir en obediencia y buscar la paz y la felicidad que trae el Espíritu Santo.
El que sirve a Cristo de esta manera agrada a Dios y será estimado por todos.

EL REINO DE DIOS ES EL AMOR.
Juan 14:15. Si aman a Dios deben obedecer sus mandamientos.
Marcos 29:29-31. El mandamiento más
Importante es este, el Señor nuestro Dios el Señor uno es, y ama al Señor con todo tu corazón tú y con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.
Y el segundo es igual, ama a las personas como te amas a ti  mismo, no hay otro mandamiento más importante.
1ª Juan 4:7-11.
1ª Corintios 13:4-8,13. El amor que viene de Dios es paciente y bondadoso.
El amor no es envidioso.
No es presumido ni orgulloso.
El amor no es descortés ni egoísta.
No se enoja fácilmente.
El amor no lleva cuenta de las ofensas.
No se alegra con el sufrimiento de otro, sino con los triunfos del otro.
El amor acepta todo con Paciencia. Siempre tiene confianza.
Nunca pierde la esperanza. Todo lo soporta con amor.
El amor no se acaba. Algún día el don de Profetizar cesará, el don de hablar en lenguas se acabará, y el de conocimiento terminara.
Ahora permanecen estas tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero el más grande de todos es el amor.

LA SALVACIÓN TIENE TRES TIEMPOS:
PASADO, PRESENTE, Y FUTURO.

PASADO: Nos salvó por medio de su sacrificio.
Hebreos 10:19-21. Entonces, hermanos, podemos entrar con toda libertad al lugar santísimo gracias a la sangre que Jesús derramó. 
Jesús abrió un camino nuevo para nosotros través del velo, esto es de su carne. Él mismo es ese camino nuevo y vivo. Es decir, lo abrió ofreciendo su propio cuerpo como sacrificio.
El gran sacerdote que tenemos Reina sobre la casa
De Dios.
Hebreos 9:2328 Hebreos 10:1-9.  -1ª Juan5:6-13.

PRESENTE: Somos salvos por medio de la fe en él.
Hebreos 10:22-25. Entonces acerquémonos a Dios con un corazón sincero sin engaños seguros de lo que estamos creyendo, obedeciendo de todo corazón para  limpiarnos de todo pensamiento contrario a la voluntad de Dios, y ahora lavados los cuerpos por medio del bautismo en agua. Mantengámonos sin retroceder de nuestra  esperanza de vida eterna porque Dios cumplirá lo que prometió.
No dejemos nunca de hablarles a los demás de nuestra creencia en Dios.
Seamos solidarios. Ayudemos a los demás a demostrar su amor y hacer el bien. Algunos están faltando a las reuniones, y eso no está bien reunámonos para animarnos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que se acerca el día.
Efesios 2:1-10 efesios 2:11-22

Futuro: Nos salvará de la ira de Dios, y nuestra salvación
solo estará  completa cuando recibamos los cuerpos inmortales, y glorificados, que nos dará Jesús cuando vuelva por nosotros.
1ª Corintios 15:45-58.
Les digo esto, hermanos: nuestro cuerpo de carne y hueso no puede  tener parte en el reino de Dios. Pues lo que se pudre no puede ser parte de lo que nunca se pudre.
Pero escuchen este secreto: no todos moriremos pero todos seremos transformados en un abrir y cerrar de ojos seremos transformados. Esto sucederá al toque final de la trompeta, pues la trompeta va a sonar, y los muertos serán resucitados con un cuerpo que nunca se pudre y todos seremos trasformados.
Nuestro cuerpo que se va a Morir, se vestirá con lo que nunca se pudre; y este cuerpo que va a morir, se vestirá con lo que nunca muere.
Entonces lo que dice la escritura se hará realidad.
Por lo tanto hermanos, permanezcan firmes y no dejen que nada los haga devolverse atrás.
Dedíquense totalmente a trabajar por el señor bien saben que su trabajo no es en vano.
Filipenses 3:21 -Hebreo 10:35-38.

CONCLUSIÓN –
Nuestra vida se basa en la promesa de la Palabra de Dios y no en nuestros sentimientos. Vivimos por fe (confianza) en la fidelidad de Dios mismo y Su palabra.
El tren corre con o sin el vagón. Sería inútil tratar de que el vagón haga correr el tren.
Del mismo modo, nosotros, como cristianos, no dependemos de los sentimientos ni emociones, sino que ponemos nuestra fe (confianza) en la fidelidad de Dios y en las promesas de su palabra.

• Tenemos que entender que el Cristianismo verdadero es una nueva vida
• Entender que debemos reconocer que hay un problema que nos separa de Dios
• Entender que Jesús nos solucionó ese problema
• Entender que nuestra parte para recibir ese beneficio es “recibir a Jesús” en nuestras vidas

EL CRISTIANISMO VERDADERO –
¡ES VIVIR UNA NUEVA VIDA!
 (Juan 10:10) El ladrón solamente viene para robar, matar y destruir. Yo vine para que la gente tenga vida y la tenga en abundancia.

Satanás solo quiere robarnos la oportunidad de tener vida eterna y la paz y el gozo que Jesucristo nos da
Pero Jesús vino para ayudarnos a recuperar lo que satanás nos robó, y  es el derecho de la vida eterna, y la felicidad que brinda la comunión con Dios.

ANTES DE CRISTO, VENIMOS CON…
Problemas de Salud
Problemas familiares
Soledad
Problemas emocionales
Problemas espirituales (demonios)
Adicciones
Sufrimiento y abuso
Inseguridad
Necesidad financiera
Vacío por dentro

EN CRISTO, RECIBIMOS….
Nueva esperanza en la vida
Poder para hacer cambios radicales
Sanidad emocional
Liberación de demonios
Libertad de adicciones
Seguridad en uno mismo
Nuevo poder para seguir adelante
Propósito en la vida

¡El Cristianismo verdadero es una relación personal con Jesús!
No es – solamente ir a la iglesia
•Orar en la noche
ser obediente a la palabra de Dios
ser bautizado
¡Ser cristiano es disfrutar de una relación íntima y personal con Jesús!
– Juan 17:3. Esta es la vida eterna: que ellos te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien tú enviaste.

Para Tener Nueva Vida - ¡Hay que nacer de nuevo!
¡El ser religioso no es suficiente! ¡Nadie “nace cristiano”!
En Juan 3:1-6. Había un hombre llamado Nicodemo, era de los fariseos* y líder importante de los judíos. Este fue de noche a donde estaba Jesús y le dijo:
—Maestro, nosotros sabemos que Dios te envió a enseñarnos porque nadie sin la ayuda de Dios puede hacer las señales milagrosas que tú haces.
Jesús le respondió:
—Te digo la verdad: el que no nace de nuevo, no puede tener parte en el reino de Dios*.
Nicodemo le dijo:
—Pero si uno ya es viejo, ¿cómo puede nacer de nuevo?
¿Acaso puede regresar al vientre de su mamá y nacer otra
 vez?
Jesús respondió:
—Te digo la verdad: el que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar al reino de Dios.
El cuerpo de uno viene de los padres, pero la
Vida espiritual nace del Espíritu.

Hay un diálogo muy interesante entre el Señor Jesucristo y un
líder religioso llamado Nicodemo.
Él era un hombre muy religioso y sinceramente interesado en Jesús. Pero Jesús le dejó muy claro que ser “bueno” o “religioso” no es suficiente ante Dios.


1-          ¿QUÉ SIGNIFICA “NACER DE NUEVO”?
 Es Recibir un Corazón Nuevo.
Ezequiel 36:26. Les daré un corazón nuevo y les infundiré
un nuevo espíritu. Les quitaré ese corazón de piedra y pondré
 uno de carne.

2-          ¿QUÉ SIGNIFICA NACER DE AGUA?
Esto es Bautizarnos en agua, en el Nombre de Jesús.
Hechos 2:38. Pedro les dijo:
—Cambien su manera de pensar y de vivir y
Bautícese* cada uno de ustedes en el nombre de
Jesucristo.
Así Dios les perdonará sus pecados y
Recibirán el Espíritu Santo como regalo.
Esta promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los que están lejos.
Es decir, para todos los que el Señor nuestro Dios quiera llamar.
Pedro les advirtió de muchas maneras y les pidió con insistencia:
—¡Sálvense de esta generación perversa!
Entonces los que hicieron caso a su mensaje fueron bautizados en el Nombre de Jesús.
Ese día se unieron al grupo de creyentes más de tres mil personas.
Ellos estaban dedicados a aprender lo que los apóstoles enseñaban. Compartían lo que tenían, comían y oraban juntos.

3-          ¿QUÉ ES UN NACIMIENTO ESPIRITUAL?
Es una transformación total de vida, es un cambio radical en nuestra manera de pensar, de hablar y de actuar.
2ª Corintios 5:17.  Si alguien está unido a
Cristo, hay una nueva creación. Lo viejo ha
Desaparecido y todo queda renovado

4-          ¿CÓMO SE PRODUCE EL NACIMIENTO ESPIRITUAL?
Es un engendramiento Espiritual, a medida que vamos avanzando en este conocimiento de lo que significa la salvación Dios con el poder de su Espíritu nos va transformando cuando creemos en lo que vamos conociendo del Reino de Dios.
Por medio de la aceptación de sus enseñanzas vamos a entender este proceso en nuestra vida.

1ª Pedro 1:23. Pues ustedes nacieron de nuevo, no por medio de padres mortales, sino por medio de
La Palabra* viva y eterna de Dios.
Juan 1:12-13. Pero a los que lo aceptaron y creyeron en él, les dio el derecho de ser hijos de
Dios. Estos hijos no nacieron como nace un bebé, ni por deseo o plan de sus padres, sino que fueron engendrados por el Espíritu de Dios, que es su Palabra.
Nacieron en el espíritu. = “nuevo pensamiento”.

Para tener nueva vida - ¡Hay que tener un nuevo “Rey”!

¿Quién está en el Trono de tu Vida?
  1. Cuando Jesús está en el centro de nuestra vida y le
damos importancia a lo que él nos enseña, todo lo demás está en orden.

  1. Pero cuando nosotros tratamos de gobernar nuestra propia vida, causamos un desastre total.

Estos dos ejemplos representan dos clases de vidas:
Vida controlada por el Yo
Yo = a Ego u orgullo= esto es “Yo” en el trono.
Mi opinión por encima de la de Dios.
Esto es  - Cristo fuera de tú vida.

* - Intereses controlados por el “yo”
Resultado =Hay Discordia y Frustración.


Vida controlada por Cristo

Más de Cristo y menos de ti, o de tú orgullo, = Cristo en el trono de tú vida
Esto es menos de tú Ego u orgullo, el Yo, destronado, en segundo lugar

* - Intereses bajo el control del Dios infinito
Hay Armonía y Paz.

¿Cuál circulo representa su vida?
¿Cuál circulo le gustaría que represente su vida?
LA SALVACIÓN DEL PECADO Y LA MUERTE
¡Hay un Problema que todos tenemos!
Hay un problema esencial para todo ser humano, que nos separa de Dios y causa destrucción y dolor en el mundo. Es un problema moral.

Todos hemos fallado ante la ley moral que dicta lo que es bueno y lo que es malo en el universo. Dios es el origen de esta ley moral, y todas las personas en todas las naciones pueden sentirla en sus consciencias.
El desobedecer esta ley moral se llama “pecado.”
1ª Juan 3:4,8,10,15. 1ª Juan 5.17.
Juan 8:34-36.

NUESTRA PARTE –
 ES RECIBIR A JESÚS MEDIANTE LA FE
La Biblia enseña que: aceptar a Jesucristo es creer y acepta vivir sus enseñanzas.
(Juan 1:12) los que lo aceptaron y creyeron en él, les dio el derecho de ser hijos de Dios.
Aceptar es obedecer sus instrucciones participando del bautizo en su Nombre, y poniendo por obra sus enseñanzas
para vivir como a él le agrada, de lo contrario no podemos ser
sus hijos.
Hebreos 12:6-11.
Mateo 11:29. Acepten mis enseñanzas póngalas por obra, y aprendan de mí, que soy paciente y humilde de corazón; y yo les daré descanso para vuestras almas;

LA BIBLIA ENSEÑA QUE:
(Efesios 2:8-9) somos salvos gracias a la generosidad de Dios porque tuvieron fe. No se salvaron a sí mismos, su salvación fue un regalo de Dios.

¿QUÉ SIGNIFICA “TENER FE”? (ILUSTRACIÓN DEL TRAPECISTA)
Hay muchos que dicen, “Yo creo en Dios.” Pero sus vidas no reflejan esta creencia.
Usamos la siguiente parábola para ilustrar lo que es la fe verdadera.
Había un experto en trapecio, que podía balancearse sobre una cuerda extendida en el aire, y hacer otros trucos.
Un día intentó hacer un truco maravilloso. Extendió una cuerda de un lado de las cataratas de Niágara al otro lado, y se propuso caminar de un lado a otro, sobre la cuerda.
 La multitud de espectadores esperaba ver ese prodigio.
El experto les preguntó a la multitud, - ¿Cuantos creen que yo puedo caminar de un lado a otro?
Todo el mundo afirmó, - ¡Sí, creemos!
Con temor y temblor, el hombre cruzó de un lado a otro, y la multitud le aplaudió fuertemente. Después él les preguntó, -
¿Cuántos creen que yo puedo cruzar de un lado a otro, con una carretilla delante?
Todo el mundo se asombró, pero afirmó su credulidad una vez más. Y el experto no les decepcionó. ¡Cruzó de un lado a otro con la carretilla delante!
Otra vez, se oían gritos de celebración.
El hombre no quedó satisfecho. Les preguntó a la multitud,
¿Cuántos creen que yo puedo cruzar con una caretilla llena de ladrillos?
Y una vez más, gritaban, - ¡Sí! ¡Creemos! El hombre logró hacerlo, y la gente se volvió loca de asombro y alegría.
Una vez más, el experto inventó una nueva maravilla, y les dijo, Ahora les enseño mi truco más peligroso.
¿Cuántos creen que puedo cruzar de un lado a otro, con una persona metida en la caretilla?
Todo el mundo gritaba con más fervor que antes, ¡Si!
Creemos. ¡Sí! ¡Creemos!
Y el trapecista les hizo la pregunta clave, Bueno, ¿Hay algunos Voluntarios para meterse en la carretilla?
……. Silencio…….
La fe verdadera se mete en la carretilla.
Se lanza a la voluntad de Dios, y le entrega la vida, confiando que el señor te puede cruzar por la muerte, de un lado a otro.

ES IMPORTANTE RECIBIR A CRISTO PÚBLICAMENTE
 (Meternos en la carretilla).

(Romanos 10:9-10). Serás salvo si reconoces  abiertamente
que Jesús es el Señor y si crees de todo corazón que Dios lo levantó de la muerte. Pues Dios te aprobará si crees de todo corazón, y te salvará si con tu boca lo confiesas abiertamente.

Debes reconocer que Jesús es tu Señor, y que Dios lo levanto de entre los muertos y que hará lo mismo contigo, si no te avergüenzas de contarles a otros que tú crees en lo que dice la biblia, y que además lo practicas.
Entonces el Señor tu Dios te salvará de la muerte eterna, recibirás vida eterna junto con Jesucristo.

DIOS TE HACE UNA INVITACIÓN PERSONAL
Dios te está invitando a salvar tu alma.
Romanos 8:1-17. Sí vivimos para Cristo nos libraremos de la condenación.
Romanos 12:1-2. No nos conformemos con las cosas que ofrece este mundo busquemos lo que nos lleva a vida eterna.
(2ª Corintios 5:17). Si alguien está unido a
Cristo, hay una nueva creación. Lo viejo ha
Desaparecido y todo queda renovado.

EN CRISTO, TIENES
o Nueva Vida
o Vida Eterna
o El Perdón de Pecado
o Una Relación de Padre-Hijo con Dios
o Nuevo Corazón
o Nuevo Nombre Escrito en los Cielos
o Nueva Percepción Espiritual

LA PREGUNTA MÁS IMPORTANTE DE LA VIDA
Si fueras a morir hoy, tú crees que pasarías a la eternidad con Cristo?
No te estoy preguntando si eres bautizado.
No te estoy preguntando si asistes a la iglesia.
No te estoy preguntando si haces buenas obras.

Solo examina tu vida por medio de estos estudios bíblicos que hoy vamos a conocer más sobre lo que significa nuestra salvación, y así podrás saberlo.

PARTE DE LO QUE DEBE HACERSE NUEVO CUANDO UNO ES SALVO.

Nada más observa todo lo NUEVO que Dios nos da cuando recibimos el bautismo de salvación en su nombre..


NOS DA UN CORAZÓN Y UN ESPÍRITU NUEVO,
Ezequiel 18:31, Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel?
Ezequiel 36:26,27  Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
27. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

NOS DA UN NOMBRE NUEVO,
Apocalipsis 2:7, El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apocalipsis 3:12. dice: al que venciere, yo lo hare columna
 en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

NOS DA UN PACTO NUEVO,
Marcos 14:24, dice: y les dijo: esto es mi sangre del nuevo
pacto, que por muchos es derramada.
HEBREOS 8:9-10- HEBREOS 9.1-22.

NOS DA UN MANDAMIENTO NUEVO,
Juan 13:34-35. Dice: un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.
35. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
MARCOS 12:28-31.

NOS HA DADO UN RÉGIMEN NUEVO,
Romanos 7:6. dice: pero ahora estamos libres de la ley, por
 haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del espíritu y no bajo el régimen viejo de la  letra. Romanos 8:1-2 – Romanos 12:1-2 1ª Romanos 13:10-14. Timoteo 1:18-19.  2ª Timoteo 2:1-6.

NOS DA UN CAMINO NUEVO Y VIVO,
Hebreos 10:20. Dice: por el camino nuevo y vivo que él nos abrió atreves del velo, esto es, de su carne.   Colosenses 3:12-17. 1ª Pedro 1:13-25 – 1ª Pedro 2:1.
2ª Timoteo 2:14-26. Filipenses 3:14,20-21.

NOS DA UN PENSAMIENTO NUEVO. SI SOMOS SALVOS, DEBEMOS PENSAR COMO SALVOS.
Ese es el propósito de Dios. Hay muchos cristianos que no PIENSAN como cristianos.
Trágicamente, hay muchos cristianos que todavía piensan como el mundo.
No necesariamente tienen los pensamientos SUCIOS del mundo, sino que piensan con los mismos VALORES del mundo.
Viven por las mismas cosas que los in conversos.
Y dedican sus vidas, sus esfuerzos, sus energías y
 Sus recursos a acumular y a adquirir las mismas cosas que los mundanos quieren y buscan. Colosenses 3:1-2. Proverbios 23:4-5. Lucas 16:19-23.
Filipenses 3:3,7-8. 1ªCorintios 10:3-7.
1ª Pedro 1:3-9. 1ªPedro 3:8-22 –

NOS DA UN NUEVO NACIMIENTO.
2ª Corintios 5:17. Si alguien está unido a  Cristo, hay una nueva creación. Lo viejo ha desaparecido y todo queda renovado. Todo lo nuevo viene de Dios, quien nos ha reconciliado con él a través de Cristo y nos ha dado el trabajo de reconciliar a toda la gente con él.
1ª Juan 5:4.

NOS DA UN HOMBRE NUEVO,
Efesios 2:15 dice: aboliendo en su carne las
Enemistades, la ley de los mandamientos expresados en
ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz.

Efesios 4:24-25.

NOS DA UN CÁNTICO NUEVO,
Alábenlo con una bella canción que hable del bien que él ha hecho por su pueblo. ¡Toquen bellas melodías y levanten la voz con alegría.
Salmos 33:3,  Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien, tañendo con júbilo. Juan 4:23-24.
Salmos 40:3, Salmos 144:9, Salmos 149:1, Isaías 42:10-13.

NOS DA PAZ PARA CON ÉL:
El perdón de Dios va mucho más allá del perdón de pecados.
Dios no solo perdona, sino que justifica.
Esto significa que el hombre está realmente sin culpa delante de Dios, y podemos disfrutar de la paz interior que su Espíritu nos da.
Romanos 5:1, 6, 8, 9: Justificados, pues, por la fe, tenemos
 paz para con Dios por medio de nuestro señor Jesucristo.
Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió
por los impíos.
Más Dios muestra su amor para con nosotros,  en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

NOS HA SANTIFICADO:
Después de la justificación, con la ayuda de Dios, hay que mantenerse sin caídas.
No debe haber pecados “Desobediencia” voluntarios.
El secreto de la santificación es crecer en el conocimiento de Dios, esto es conocer cada día más a Dios y entender lo que nos pide.
La única forma de obtener esa experiencia de progreso continuo, es estar íntimamente ligado con Jesús y confiar en su poder.
Nuestro crecimiento en la gracia, nuestro gozo, nuestra utilidad, todo depende de nuestra unión con cristo.
Solo estando en comunión con él diariamente y permaneciendo en él cada hora, es como hemos de crecer en la gracia…..Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de esto tu primer trabajo.

Judas 1:24  Y aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría. Colosenses 1:10.
Hebreos 10:26, 1ª Pedro 1:22

Y UN DÍA, NOS DARÁ UN CIELO NUEVO Y UNA
TIERRA NUEVA.
Apocalipsis 21:1.dice: vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

E. ¿Y LOS QUE NO OBEDECEN?
(Romanos.2:5-8) Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,
6. el cual pagará a cada uno conforme a sus obras:
7. vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan
gloria y honra e inmortalidad,
8. pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;

CONCLUSIÓN: 
A.          Hay que prestar atención a la palabra de Dios.
b. Hay que obedecer cuidadosamente los mandamientos de Dios.
C. Ni hacer más, ni menos, ni cosa diferente.
Sino tal cual como Dios manda en su Palabra. 
D. Cada persona debería decir las mismas palabras que el pueblo de Israel:
(Éxodo.24:7) “Haremos todas las cosas que Jehov
á ha dicho y obedeceremos”
(1Pedro.1:14) “Como Hijos obedientes, no os conform
éis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia”
Juan 3:5-6. Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del espíritu del Espíritu es.
EL DEBER DE GUARDAR EL CORAZÓN I  
Base bíblica: Proverbios 4,20-27 Hijo mío, presta atención a lo que te digo y escucha atentamente mis palabras.
21 No las pierdas de vista, tenlas siempre presente.
22 Ellas dan vida a los que las escuchan; son como la salud para el cuerpo.
23 Ante todo, cuida tus pensamientos porque ellos controlan tu vida.
24 No permitas que salgan falsedades de tu boca ni que tus labios digan mentiras.
25 Mira siempre hacia adelante, fija tu mirada en lo que está frente a ti.
26 Fíjate bien dónde pones los pies y todos tus caminos serán seguros.  No te desvíes a ningún lado, aparta tu pie de la
Maldad.

El ser humano se ha hundido en abismos mentales, emocionales y espirituales que le privan de gozo y paz. Encerrado en prisiones de la vida, como rutinas, hábitos, vicios, ataduras, y pasiones desordenadas de las cuales no sabe cómo escapar. Aún cristianos nacidos de nuevo y llenos del Espíritu Santo, luchan con estas cosas.
¿Cómo lograr que nuestra mente y corazón estén libres de todo conflicto y encontrar respuestas duraderas a los males que nos están privando de gozo y de paz?
Lo primero que tenemos que hacer es reconocer nuestro enemigo y luchar contra él.

Cierto es que el creyente lucha contra el sistema mundial y contra el diablo.  Pero este no es su mayor enemigo. Debemos reconocer que nuestro mayor problema no es Satanás, el problema reside dentro de nosotros mismos, justo en el centro de nuestro ser.
Es desde adentro que abrimos o cerramos la puerta, ya sea a Dios o a Satanás y el mundo.
Nuestro mayor problema reside en nuestro propio ser, dentro de nuestro corazón.

Marcos  7,20-23 «Pero decía, que lo que del hombre sale, aquello contamina al hombre. 21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, las desvergüenzas, el ojo maligno, las injurias, la soberbia, la insensatez. 23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.»
También Mateo 15, 18-20.

Santiago 1,13-15 «Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de Dios; porque Dios no puede ser tentado de los males, ni él tienta a alguno; 14 pero cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído, y cebado. 15 Y la concupiscencia después que ha concebido, da a luz al pecado; y el pecado, siendo cumplido, engendra muerte.»

Dios nos ha provisto la manera de obtener un corazón nuevo y un espíritu nuevo por medio de un nuevo pacto.
Pero esto no sucede automáticamente como por arte de
magia, sino paso, a paso, a medida que perseveremos en obedecer a Dios.
La mayor necesidad del ser humano es un corazón nuevo y luego educar ese corazón con la palabra de Dios.

Proverbios 4,23 Ante todo, cuida que pensamientos guardas
porque ellos controlan tu vida.

¡NUESTRO MAYOR PROBLEMA NO ES SATANÁS!
Las áreas no redimidas, no rendidas de nuestra vida son los mayores obstáculos que el ser humano enfrenta.
La Biblia dice que Satanás sería atado por mil años.
Y aun así la naturaleza humana se resistirá y se rebelará contra Dios.
Si hoy Satanás fuera quitado de escena, nuestros problemas no desaparecerán, porque hay una naturaleza resistente y voluntariosa que reside en lo profundo del ser humano. Satanás solo logra entrar donde encuentra esa naturaleza, donde hay una puerta abierta que le da la bienvenida. Por tanto, el problema no es tanto Satanás sino más bien nuestro corazón. Las áreas no rendidas y oscuras de la vida egoísta que invitan a Satanás a entrar.

EJEMPLO BÍBLICOS DONDE EL PROBLEMA NO FUE SATANÁS:
1.   Amor al mundo. 2Timoteo 4,10 «porque Demás, me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica»
2.   Motivos perversos Hechos 20,29-31 «Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño; 30 y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas, para llevar discípulos tras sí. 31 Por tanto, velad, acordándoos que por tres años de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno de vosotros.»

1.           Indisposición a admitir faltas
2Timoteo 2,25-26 «que con mansedumbre enseña a los que
 se resisten, si por ventura Dios les dé que se arrepientan y
conozcan la verdad, 26 Y se conviertan del lazo del diablo, en
 que están cautivos, para [hacer] su voluntad.»
1.   Falta de disciplina.
Controlar el carácter. Proverbios 16:32. Proverbios 25,28.
5.   No perdonar Marcos 11,26
6.   Terquedad y voluntad propia Jueces 2,19.

Un corazón puro es la clave para mantener fuera a Satanás.
Jesús dijo: «…Viene el príncipe de este mundo; y él nada tiene en mí (Juan 14,30). Como hombre Jesús no tenía áreas no sometidas en su vida que le permitieran a Satanás entrar.
Todas las puertas estaban cerradas, toda hendidura estaba sellada; la mente, los sentidos, las meditaciones, los motivos, la voluntad, los afectos, y sus metas o proyectos de vida.
Todos estaban consagrados a Dios. Satanás no pudo
encontrar una sola cosa donde él pudiera meter el pie. Si existe alguna cosa en nuestra vida con la que Satanás pueda jugar, él lo hará.
Satanás no teme a las personas que predican, profetizan, o hacen milagros; él incluso animó a Jesús a que hiciera milagros (Mateo 4,3).
Pero él teme en gran medida a los seres humanos, hombre y mujeres que están empeñados en hacer la voluntad de Dios.
El poder de Dios está aquí para liberarte, si tú quieres ser liberado/a. pero el asunto está en que nosotros persistimos en mantener nuestros apegos a seguir viejos hábitos y desordenes que brotan de nuestro mal corazón.

Razones por las que Satanás gana ventaja
Motivos incorrectos, rebelión, ingratitud, indisposición a perdonar, dureza de corazón, leer textos incorrectos, o leer la biblia y tomar el mensaje a nuestro acomodo para nuestra conveniencia, escuchar música incorrecta, estar en lugares incorrectos, con personas incorrectas… todas estas cosas y muchas más, son razones por las que Satanás gana ventaja. Lo que necesitamos hacer es arrepentirnos más y reprender menos al diablo por todo.
El poder de un hábito está usualmente en el amor que le
Tenemos. Y hasta que una persona no cambie sus deseos no alcanzará liberación permanente. Muchos cristianos sinceros anhelan ser liberados de sus malos hábitos pero aún existe una parte de ellos que ama lo que están haciendo.
Si es así, deben pedirle a Dios la fuerza necesaria para tratar con su voluntad y los deseos.
Filipenses 2,13. Dios está obrando entre ustedes. Él despierta en ustedes el deseo de hacer lo que a él le agrada y les da el poder para hacerlo. 

Nuestro más grande y peor enemigo: es el corazón
Carnal, Es cierto que Satanás es nuestro primer enemigo. Que es el causante de que el mal entrara a nuestros corazones. Pero no es menos cierto, que el tentador no tiene el poder de gobernar la voluntad o de obligar al alma a pecar.
Puede angustiar, pero no contaminar. Puede causar agonía
pero no corrupción. Nadie sin su propio consentimiento puede ser vencido por Satanás.

El mundo es otro enemigo del ser humano.
El espíritu del mundo es conseguir éxito cueste lo que cueste. Todos los medios de publicidad del mundo, están dirigidos a afectar nuestros corazones. El mundo dice vive en lo alto; cuanto más alto sea tu nivel de vida, mayor será tu éxito. Lamentablemente el espíritu del mundo se ha infiltrado en los ambientes cristianos. Esta batalla del espíritu del mundo en el espíritu del ser humano, en el área de su alma, afecta sus cincos sentidos, lo que él oye, ve, huele, gusta y toca. El espíritu del ser humano es un territorio que quiere ser conquistado por el mundo.
Satanás utiliza al mundo. Por medio de los cinco sentidos, el enemigo está constantemente tentando, probando y atrayendo al espíritu del ser humano para que haga lo que no agrada a Dios.
Pero ante todo esto, el espíritu del ser humano tiene libre
albedrío; por lo tanto, puede buscar las cosas del Espíritu o las cosas del mundo.

Para estar libres de Satanás y el mundo, la carne (los deseos carnales) debe ser sepultada. Los impulsos pecaminosos son los que deben ser destruidos y esa es la obra del Espíritu Santo.
Cuando las malas pasiones dominan al hombre/mujer ello significa que la vida natural ha destronado el espíritu. El hombre/mujer es carnal, de ahí que sea necesario un nuevo espíritu.
Un corazón puro es la clave para mantener fuera a Satanás. Necesitamos un corazón nuevo. La mente es estimulada por el corazón.

¿QUÉ ES EL CORAZÓN?
Es el centro mismo de la personalidad.
1.   Es el centro de la vida de los deseos. Conoce, entiende y calcula. Uno inclina el corazón hacia lo que desea.
Dice Salomón en 1 Reyes 3:9 «Da pues a tu siervo corazón
dócil para juzgar a tu pueblo, para que pueda juzgar entre lo
bueno y lo malo»

El corazón es el depósito de todo lo que se oye o experimenta.
De María la madre de Jesús, dice la Escritura en Lucas 2:51 que «guardaba todas estas cosas en su corazón.»

2.   Es el centro de la vida de las emociones. Se le atribuye el gozo y el dolor (Isaías 65,14; Proverbios 25,20).
El miedo y el temor también son emociones del corazón (Jeremías 32,40; Deuteronomio 28,28).  

3.   Es el centro de la vida moral. Es el taller de todo lo que es bueno o malo en los pensamientos, palabras y hechos (Mateo 12,34-35; 15,19).
Es allí donde reside la conciencia (Hebreos 10,22). Es el terreno donde se siembra la palabra divina (Mateo 13,19)
  ¿Qué cosa debemos hacer para elevar nuestro
Nivel espiritual?
1.   Alimentar las gracias que Dios implantó en nuestras vidas al momento en que creímos.
2.   Cuidándonos de la mundanalidad.
3.   Buscando la presencia de Dios y no sus dones o regalos.
4.   Guardando y cuidando el corazón.

Para cuidar el corazón debemos:
1.   Sujetar al análisis, al juicio y a la guía de las Sagradas Escrituras, cada imaginación, pensamiento, sentimiento o deseo que fluye del corazón.
2.   Debemos impedir que la corrupción que reside en el corazón salga a flote, o que sea alimentada con más corrupción.
3.   Debemos orar fervientemente a Dios por purificación y perfección.

Debemos examinar a ver en que condición se encuentra el corazón, para tratarlo, gobernarlo y sanarlo.

EL DEBER DE GUARDAR EL CORAZÓN II
Base bíblica
Proverbios 4,20-27

Introducción
El ojo de Dios se está fijando sobre el corazón del ser humano. El ser humano mira la apariencia, pero Dios mira el corazón, y es ese corazón que Dios quiere que el ser humano guarde si es que quiere preservar la verdadera sabiduría de la cual Salomón está hablando a su hijo; que es aquella gracia principal que el ser humano necesita para poder conocer, obedecer, agradar, servir y adorar a Dios. A la misma vez, la sabiduría es aquella gracia que vigilará, protegerá y dirigirá al ser humano por la senda de la vida donde Dios derrama su bendición espiritual. No cabe duda que el deber más importante del ser humano es la de guardar el corazón, pues él vivir deleitándose para la gloria de Dios a menos que guarde su corazón.

LA NATURALEZA DE ESTE DEBER
¿QUÉ ES GUARDAR EL CORAZÓN?
La palabra guardar aquí significa vigilar, hacer guardia, estar de centinela, custodiar, proteger, examinar.
Todo esto está involucrado en este asunto de guardar. Es colocar el corazón bajo una estricta, constante y cuidadosa guardia o custodia. Vigilando sus propósitos, sus motivaciones, sus actividades. Cuando un criminal ha sido capturado se le guarda en una prisión bajo vigilancia para que no se haga daño a sí mismo y no le haga daño a otros. De esta misma manera el creyente debe guardar su corazón.

¿QUÉ ES LO QUE DIOS NOS MANDA A GUARDAR?
El corazón representa, especialmente el centro del intelecto, los afectos y la voluntad.
Es el centro moral donde opera la conciencia.
El corazón es el instrumento del alma para pensar, sentir, desear, percibir. Es el lugar del entendimiento (Romanos 1,21), la memoria (Salmo 119,11).
En el Salmo 119,10 David clama «con todo mi corazón te he buscado» porque este es el centro de la vida religiosa.
Es allí donde se encuentra el conocimiento de uno mismo, el
que posee de Dios y el conocimiento de nuestra relación con Dios.

Alguien en un comentario dijo: «El guardar el corazón significa guardar la mente de la vanidad, El entendimiento del error, La voluntad de la perversidad, La conciencia libre de culpa, los afectos del desenfreno, y de entregarse a objetos pecaminosos.»
Con esto lo que está diciendo es que significa guardar los pensamientos de ser empleados en temas malos y de caer en las manos del enemigo o convertirse en la posesión de Satanás.

Gran diligencia se necesita para guardarlo porque como sabemos el corazón es engañoso y traicionero. Hay que vigilar todas las avenidas que conducen al corazón para que nada dañino entre y nada malo salga del él.
Es por ello, que debemos usar los medios de gracia que Dios ha provisto para santificar el alma, es decir, mantenerla en una comunión alta, creciente y leal con Dios.
Guardar el corazón es apropiarnos de los medios que Dios nos ha dado para santificar el alma, preservarla del pecado y mantenerla en una verdadera comunión con Dios.
Ciertamente esta no es una tarea fácil y como dijera alguien
«la gran dificultad en la conversión es ganar al corazón, ganar el corazón del ser humano para Dios, luego de la conversión, la gran dificultad es la de mantener el corazón con Dios.»

AYUDA NECESARIA PARA CUMPLIR CON ESTE DEBER
Es necesario establecer que el ser humano natural, el incrédulo, y el que dice ser creyente y no lo es, el formalista.
Éste no busca, ni quiere, ni tampoco puede someterse a Dios de corazón.
Éste gobernado por su propia naturaleza no tiene el poder para guardar su corazón como Dios manda en su palabra; el corazón de éste está gobernado absolutamente por el pecado, se encuentra en oposición a Dios, y está esclavo a su concupiscencia. Éste corazón le dirige y es para allá donde él va.
Se necesita la gracia de Dios que pueda capacitar al ser
humano a cumplir con el mandamiento de Dios, de guardar el corazón como él lo requiere.
Y esto es lo que Dios ha prometido en el nuevo pacto según
Ezequiel 36,25-27 Entonces derramaré agua pura sobre ustedes y serán limpios de todas sus impurezas.
Les daré un corazón nuevo y les infundiré un nuevo espíritu. Les quitaré ese corazón de piedra y pondré uno de carne.
Pondré mi Espíritu en ti. Lo haré para que vivas por mis leyes y para que obedezcas mis reglamentos.

Eso es lo que Dios hace cuando salva, Dios da la gracia y pone su Espíritu para que el ser humano desee buscar a Dios y guardar sus ordenanzas. Muchos dicen que son, pero no han conocido la gracia de Dios, y es por eso que sus vidas se caracterizan por no guardar su corazón, estarán en la iglesia, serán formalistas, religiosos, pero nada de guardar el corazón.
Cuando Dios salva al pecador él quebranta el dominio del pecado, pero el hecho de que Dios quita este dominio absoluto que el pecado tenía antes, no indica que Dios quita la presencia completa de la corrupción y de pecado en nuestra vida.
Esto significa que el creyente para guardar el corazón no solo necesita un nuevo corazón sino que también necesita la gracia de Dios, tiene que encontrarse dependiendo y buscando continuamente del Señor para que él continúe dando aquella gracia que reavive y fortalezca aquellos principios santificadores colocados por Dios en el corazón cuando le salvó.

¿QUIÉN ES EL QUE GUARDA EL CORAZÓN?
Dios da la capacitación: un nuevo corazón y la gracia continúa por su Espíritu a medida que nosotros la busquemos.
Pero es de nosotros apropiarnos de esa gracia y de los medios que Dios ha dado para que entonces en dependencia de Dios, en su poder, podamos nosotros guardar el corazón.
Nosotros debemos vigilar las operaciones, metas, propósitos, pensamientos, sentimientos de nuestro corazón, ¿para qué? Para preservar el alma limpia del pecado y mantenerla en
comunión con Dios.

La prioridad predominante de este deber
Sobre toda las cosas. Sobre todo lo guardado.
Hay que guardar la familia, el trabajo, la iglesia, el honor, etc., pero lo principal, lo predominante es el corazón. Esto nos indica que debemos poner doble guardia para el corazón y ser muy diligente en el cumplimiento de este deber. Es muy peligroso dejar el corazón suelto, libre, «porque de él mana la vida», cuando dice que de él mana la vida, lo que está diciendo es, que es en él donde se originan y formulan todos los deseos, intenciones, motivos, pensamientos, que luego se convierten en acciones de la vida.
Los pensamientos se convierten en afectos y los afectos en acciones y prácticas correspondientes. Es del corazón que fluye todo pecado como toda virtud, es por eso, que dice, que de él procede el manantial de la vida.
Mateo 12:3435 «¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis
hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca. 35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.»
Marcos 7:21-23 «Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.»
Jeremías 17:9 «Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

He aquí las razones poderosas para guardar el corazón. ¿Cuál es el enemigo más poderoso y principal del ser humano? No es el diablo, no es el mundo, es el corazón. Si nuestros corazones no fueran vulnerables, no cayeran en ningunas de las tretas de Satanás.
Engañoso y sin remedio, así es el corazón sin la gracia y el poder de Dios, y aún cuando somos salvos nos engaña fácilmente si no estamos vigilando sus operaciones.
Dice Proverbios 28:26 «El que confía en su propio corazón es un necio»
Proverbios 3:5, dice: «Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento».
Lo que nos enseña la Biblia es contrario a lo que estamos oyendo en nuestra sociedad, en la radio, universidades. Ellos dicen, «tú puedes confiar en el corazón», «sigue tu corazón», «si tú no sientes que tu corazón te reprende, sigue tu corazón», «si te sientes bien pues sigue tu corazón». Esta es una filosofía del mundo y el que la sigue irá directo al infierno.

¿POR QUÉ DEBE EL CREYENTE GUARDAR SU CORAZÓN COMO LA OBRA MÁS IMPORTANTE DE SU VIDA?
Alguien dijo: «El guardar el corazón es la gran obra a la que principalmente debemos estar dedicados, ¿por qué?, porque el glorificar a Dios, la sinceridad de nuestra profesión, la belleza de nuestra conducta, el consuelo de nuestras almas, el progreso de nuestras gracias espirituales, la estabilidad en la hora de la tentación, dependen de la sinceridad y el cuidado con que llevemos a cabo esta obra.»

Muchos cristianos están en iglesias donde el tema de guardar
 el corazón no es prioritario.
El tema es simplemente darle al corazón todo lo que el corazón quiera.
La gente piensa que sin guardar el corazón puede vivir una vida agradable a Dios.
La gente piensa que todo lo que Jesucristo es, es simplemente una póliza contra el infierno.
El mensaje es: «Crees en él y ya está limpio del pecado, está libre de condenación y ya, se acabó. Conseguiste el boleto de entrada al cielo.» Pero escucha bien, solo podemos glorificar y honrar a Dios cuando estamos guardando el corazón.
El ministerio o ministro que no trate de trabajar con el corazón, afectar el corazón de su gente, es un ministro infiel.
El honrar y glorificar a Dios debe empezar en nuestros corazones.
1ª Pedro 3,15 «Santificad a Cristo como Señor en vuestros corazones».
 Glorificamos a Dios cuando le amamos de manera principal a él.
Esta gente de labios me honran más su corazón está lejos de mí, en vano me rinden cultos, prefieren seguir los mandamientos de los hombres con asuntos que no tratan con el corazón, con asuntos meramente externos.

Nada puede suplantar a Dios. Deportes, estudios, familias, riquezas, nada.
Toda enseñanza que no tiene como meta afectar al hombre/mujer completo y transformarle en su vida y experiencia para apartarlo del pecado y conformarlo a la imagen de Jesucristo, a hacerle un siervo que honre y glorifique a Dios, que quiera hacer sus mandamientos, tal enseñanza no sirve para nada.

Tenemos que buscar la verdad, pero si esta verdad es simplemente para llenarnos de conocimientos, intelectual,
Lectura en cuanto saber lo que le paso en esa historia, entonces no sirve para nada.
Tendrán apariencia de piedad pero en sus vidas negarán el poder de Dios.
Hay muchos predicadores, pero pocos predicadores del alma y de la conciencia.
«Pastor, diga todo lo que usted quiera decir, pero no me toques mi pecado, no me toques lo que yo amo». No hermanos.
Muchos pueden hablar de evangelio, de Biblia, pero no
pueden decir he aquí, mi propia vida, he aquí mi hogar, he aquí mi ministerio, no conocen lo que es esencial a la religión, porque aún muchos ministros que están ministrando a las almas, no están ministrando sus propios corazones, al no conocer las mismas motivaciones y aplicar la palabra de Dios como deben aplicarla y así ver en ella el poder de la verdad afectando sus propias vidas, controlando su corazón y haciéndole servir a Dios con fidelidad.
Con razón no pueden aplicar las Escrituras de tal manera que sean relevantes a aquellos que están sentados.
Un día estaremos delante de Dios y lo que es paja se
quemará. La verdad conduce a la piedad.

¿CUÁL ES LA ACUSACIÓN Y DENUNCIA MÁS IMPORTANTE QUE HIZO DIOS AL MUNDO PASADO? Génesis 6:5 «Y el SEÑOR vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal.»
La raíz del problema era el corazón, descuidaron el corazón.

¿Por qué Dios envió su pueblo al cautiverio?
¿Cuáles fueron las razones para ello?
Una de ellas fue su corazón malo.
 Jeremías 4:14 «Lava de maldad tu corazón, Jerusalén, para que seas salva.
¿Hasta cuándo morarán dentro de ti pensamientos perversos?»
¿Y nosotros qué?
Santiago 4:4 «¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.»
Santiago 4:8 «Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros.
Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones.»
Mat 23:23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas.
Mat 23:24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello!
Mat 23:25 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque limpiáis el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de robo y de desenfreno.
Mat 23:26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de adentro del vaso y del plato, para que lo de afuera también quede limpio.
Mat 23:27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
Mat 23:28 Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad.

¿Qué cosa debemos hacer para elevar nuestro nivel espiritual?
Alimentar las gracias que Dios implantó en nuestras vidas al momento en que creímos.
Cuidándonos de la mundanalidad.
Buscando la presencia de Dios y no sus dones o regalos.  Guardando y cuidando el corazón.

Para cuidar el corazón debemos:
Sujetar al análisis, al juicio y a la guía de las Sagradas Escrituras, cada imaginación, pensamiento, sentimiento o deseo que fluye del corazón.
Debemos impedir que la corrupción que reside en el corazón salga a flote, o que sea alimentada con más corrupción.
Debemos orar fervientemente a Dios por purificación y perfección.
Debemos examinar a ver en que condición se encuentra el corazón, para tratarlo, gobernarlo y sanarlo.

ORACION CRISTIANA
 Un Modelo de las Escrituras
Un modelo de oración cristiana se encuentra en el
Evangelio de Mateo. Jesucristo mismo nos dio a todos un patrón para la oración:
(Mateo 6:5-15).
El modelo de oración cristiana en Mateo 6 es conocido como El Padre Nuestro. Muchos de nosotros hemos recitado esta oración por años, pero nunca hemos reflexionado sobre su significado. Lo que sigue son recortes espirituales del Padre Nuestro que pueden ayudarle a profundizar su vida de oración con Dios:
Mateo 6:5. Orar de pie simboliza, el dirigirse a Dios con reclamos y en una posición de ira, prepotencia con pensamientos egoístas esperando que nos conceda todo lo que le pedimos, su falta de amor para con el Señor, y no en una forma de gratitud por habernos tenido en cuenta para darnos salvación.
Lucas 18:10-14; Romanos 2:23; 3:12; Santiago 4:13-17

Mateo 6:6. Simboliza también, entrar en intimidad con Dios buscando sentir su presencia dentro de nuestro interior, buscar su presencia a través de la oración  sin ningún otro interés más que el de unificarnos con su Espíritu, y dejarlo actuar según él quiera, y no dándole ordenes de cómo queremos que él nos complazca. Isaías 26:20-21. Romanos 3:11. Salmos 147:1-20.

Mateo 6:7-8. No usemos la oración como un medio sólo para acercarnos a pedir lo que queremos y nos está angustiando, donde presentamos el pliego de peticiones para que él los cumpla.
La oración es el medio que el Señor dejo para estar en
Comunión con él, para hablar de hijo a Padre, o como dos amigos donde le tenemos en cuenta lo que él quiere que le escuchemos, es un momento de meditación para lograr esa comunicación donde sintamos su presencia y oigamos lo que nos dice.
Pues él sabe lo que queremos y que si no lo da lo recibiremos, pero nosotros no sabemos lo que él quiere de nosotros, y aun cuando lo sabemos lo ignoramos y no estamos dispuestos a dárselo, Dios no es así con nosotros, la oración es para acercarnos a él, como hijos y siervos para demostrarle cuanto lo amamos y estamos dispuesto a escucharlo. Isaías 58:2-3.  Mateo 6:24-34.

Mateo 6:9. "Padre Nuestro" – debemos reconocer que Dios es nuestro Padre, y como tal quiere ser tratado, quiere que contemos con él. Él quiere cuidar de nosotros y protegernos, Recuerde él tiene un amor y una gracia infinita. Dios desea que estemos seguros en Su familia, como hijos adoptivos y herederos. Con Acción de Gracias
La adoración nos lleva naturalmente a darle gracias al Señor. Tome unos momentos para dejar de pensar en todos los problemas y quejas, y piense en lo positivo.
Acostumbrémonos a ver el lado positivo de la vida, y reconocer las bendiciones de Dios; tanto “grandes” (la vida, la salvación, etc.) como las bendiciones “pequeñas” (un nuevo día, el sol, la comida, etc.)
Ejemplo – “Gracias, Señor, por darme salud.
Gracias por salvar mi alma.
Gracias por el desayuno rico de esta mañana. Gracias….”
 Proverbios 3:1-12. Hebreos 12:5-11. Isaías 43:15. Jeremías 12:2. Juan 5:23.

Mateo 6:9. "Que Estás en los Cielos" – aunque es nuestro Padre, no se nos debe olvidar que esta sobre nosotros, debemos darle el Respeto que se merece, y dirigirnos a él con el  temor y la  reverencia de la cual solo él es digno.
Él es poderoso y puede lidiar con todos nuestros problemas, Pero el decir que está en los cielos, no quiere decir que está lejos de nosotros, debes buscarlo dentro de ti.
Acérquese a Dios con sobrecogimiento y asombro. Reserve la palabra "asombroso" para Dios. Viva una vida que honre a
Dios.
Para comenzar, levantemos los ojos a Dios con alabanzas.
Leer un Salmo de adoración Cantar un coro
Sencillamente decirle a Dios cuanto lo amas
Ejemplo – Leer Salmos 136:1 – “Alabad a Dios porque él es bueno y para siempre es su misericordia.” Decir, “¡Dios, tu eres tan poderoso en mi vida!” Isaías 40:12,22,26. Isaías 66:1. Salmos 8:3-9. Efesios 3:17.

Mateo 6:9. "Santificado Sea Tu Nombre" -- Santo, santo, santo.
Dirijámonos a él de forma humilde y sin altanería, sin reproches, sin cuestionar su voluntad.
Con el respeto que él se merece porque aunque es nuestro Padre, ante todo él es nuestro Dios. Éxodo 20:7. Levíticos 19:12. Isaías 64:7-8. Hechos 20:32. 2ª Timoteo 2:19. Efesios 1:4. Hebreos 3:12-15.

Mateo 6:10. "Venga Tu Reino" - ¡Pida que el amor de Dios venga a tú corazón, y al de los demás!
Que nos ayude a dar amor.
Que su paz este en nuestro corazón, que podamos vivir en armonía siempre sintiendo amor por los demás, sin buscar nuestro propio deseo, y buscando el bien del prójimo.
"¡Tome ese empleo y disfrútelo!"
Trabajar para el reino de Dios es el gozo supremo. Florezca donde se encuentre plantado. Hágalo todo como si fuera para el Señor. Descubra sus dones y úselos. Cada día manténgase abierto a la guía de Dios. Mateo 13:11,19. 1ª Crónicas 29:11. 1ª Corintios 4:20. Hebreos 12:28. Santiago 2:5.

Mateo 6:10. "Hágase Tu Voluntad" – Reconocer que Dios es el alfarero, nosotros somos la arcilla. Dios nos mantiene girando en su rueda de alfarero, dándonos forma y reformándonos, a medida que baña con lágrimas nuestras vidas para asemejarnos más a Cristo, para poder usarnos de acuerdo a Su voluntad. Entréguese diariamente. Mantenga húmeda su arcilla mediante la oración diaria. Efesios 6:14. Salmos 119:33-38. “35”. 1ª Juan 2:29. Juan 12.26. Juan 15:10-11. Hechos 5:29. Romanos 12.2. mateo 25:21.
Mateo 6:10. "Como En El Cielo, Así También En La Tierra" -- ¡Hágase Tu voluntad - no la mía!
Así como los ángeles te obedecen, pedir que nos ayude a obedecerle, y esforzarnos en vivir como a él le agrada y no como a mí me agrada.
Orar por los demás, ¡Pidiendo al Señor Que este mundo sea
más como Dios quisiera que Fuera!
Que el Señor nos salve de incredulidad y nos sujete a su voluntad. Pedir para que otros puedan sujetarse a la voluntad de Dios. Mateo 28:18. Jeremías 23:23-26. Salmos 91:11-12. 1ª Corintios 15:28.

Mateo 6:11. "El Pan Nuestro De Cada Día, Dánoslo hoy" - ¡Confíe! Dios proveerá para sus necesidades. Él cuida del gorrión y yo sé que Él cuida de mí.
¡No esta mal presentar nuestras necesidades al Señor!
Pero lo malo es angustiarnos y hacer de la oración solamente un momento para rogar y rogar, por lo que yo creo es mi mayor necesidad, y no buscar su presencia para recibir la calma y sabiduría para ver la solución del porque me está sucediendo lo que me este sucediendo.
Podemos pedirle al Señor que supla cada necesidad, sea emocional, material o espiritual.

Ejemplo – “Señor, te pido que me proveas alimento espiritual y material. Señor, que me proveas suficiente para compartir con otros etc.”

Interceder por los demás:
Que el Señor les bendiga dando sabiduría para tomar decisiones, esto es algo necesario cada día para nuestra vida, pan no quiere decir solamente el alimento físico.
El hacer su voluntad debe convertirse en nuestro pan diario que sintamos satisfacción  por hacer lo que a Dios le agrada.
Que el Señor les provea para su alimento espiritual.
Orar por la nación y las necesidades del mundo, para que el
Señor ponga paz en su corazón y les de sabiduría para
gobernar el país..
Orar por la salvación de nuestros familiares y amistades, los presidentes, la humanidad entera.
Ejemplo – “Señor, te pido que salves a mi papa. Te pido que el pastor tenga una unción fresca este día.
Te pido que el Presidente del país tenga sabiduría para manejar la situación del país…etc.” Juan 4:34-38. Juan 6:25-63. “27, 47, 53”. Isaías 58:7-10.

Mateo 6:12. "Perdónanos Nuestra Deudas, -- Perdón = Entrega. No cargue su propia mochila - entréguesela a Dios.
Creemos en la confesión diaria. Es muy sanador confesar a otra persona cuando hay luchas fuertes en la vida.
Pero hay que hacerlo diariamente en privado al Señor. También todos los días debemos tomar tiempo para examinarnos a nosotros mismos, analizar nuestras acciones, palabras, malas actitudes y motivaciones.
La confesión nos provee una limpieza diaria y resulta en buena “higiene espiritual.”
 Ejemplo – Señor, perdóname por criticar a mi jefe ayer en el trabajo.
Perdóname también por ser impaciente con mi Conyugue…. etc.
Mostrar los sentimientos es el principio de la sanación.
Actúe como si le ha perdonado y los sentimientos vendrán a continuación.
En nuestra debilidad, Dios nos envía Su fuerza y paz en nuestro corazón que tanto necesitamos. Proverbios 28:13. Santiago 5:16. Romanos 7:18,24. 1ª Juan 2:1-2. 1ª Timoteo 2:5-6.  

Mateo 6:12. “….como nosotros perdonamos a nuestros deudores.”
El rencor impide la sanidad y la bendición de Dios en nuestras propias vidas. Causa depresión, enfermedades y un sin número de problemas emocionales. Juan 5:14.
Si queremos crecer en el Señor, es absolutamente necesario que arreglemos las cuentas diariamente.
Si no perdonamos, el Señor no nos perdona a nosotros y no recibe nuestra oración.
Así que, es necesario hacernos la pregunta todos los días – ¿Estoy guardando rencor contra alguien?
El perdonar no es actuar como si nada hubiera pasado ni dejar que la gente abuse de uno.
Es una decisión de no guardar rencor ni odio contra personas que te han tratado mal.
Ejemplo – “Señor, perdono a mi jefe por molestarme ayer.
Perdono también a mi esposo porque su indiferencia me lastima. Jeremías 31:3. Mateo 5:14-15, 22-26. Mateo 7:7-12. Mateo 18:23-35. “21-22”.  Juan 5:14. Santiago 5:16.

Mateo 6:13.  "Y No Nos Metas En Tentación" - Cuídese de tentaciones encubiertas. Ore, para que no caiga.
Todos los días somos tentados.  Esto profundiza nuestra relación con Dios y fortalece nuestra fe - pero tenga cuidado con la ceguera espiritual.
Abre mis ojos, Señor, las debilidades ocultas que hay en mi - utiliza amigos honestos y familiares, para mostrarme lo que está mal en mí.
Que nos ayude a saber lo que nos conviene y lo que no nos conviene.
Lo que viene de parte de Dios y lo que viene de parte de satanás. Interceder por los demás de igual forma. Mateo 26:41-42. 1ª Corintios 14:25. Santiago 1:12-15. 1ª Pedro 5:7-9.

Mateo 6:13. "Líbranos Del Mal" -- El Malvado, Satanás, busca todos los días hacernos daño por medio de pensamientos que nos inducen a ir tras las cosas de este mundo y olvidarnos de lo que es bueno y agradable a Dios.
Encomendémonos todos los días al levantarnos, al salir, al acostarnos, y al tomar decisiones o hacer un negocio.
Vivimos en un contexto de guerra espiritual constante. Por esto, no podemos bajar la guardia, ni por un solo día. Todos los días nos debemos poner la armadura de Dios (Efesios 6:10-18.), y resistir a Satanás y sus artimañas.
Ejemplo –Guárdame, Señor, de mis pecados ocultos, debilidades y resentimiento. Jeremías 7:6. Jeremías 17:9. Mateo 5:28. Mateo 15:19. Salmos 139:23-24. 1ª reyes 3:9. Proverbios 4:23-27. Romanos 7:18,24.

"Porque Tuyo Es El Reino (obediencia), en ella el poder de la verdad afectando sus propias vidas, controlando su corazón y haciéndole servir a Dios con fidelidad.
Con razón no pueden aplicar las Escrituras de tal manera que sean relevantes a aquellos que están sentados.
Un día estaremos delante de Dios y lo que es paja se
quemará. La verdad conduce a la piedad.

¿CUÁL ES LA ACUSACIÓN Y DENUNCIA MÁS IMPORTANTE QUE HIZO DIOS AL MUNDO PASADO? Génesis 6:5 «Y el SEÑOR vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal.»
La raíz del problema era el corazón, descuidaron el corazón.

¿Por qué Dios envió su pueblo al cautiverio?
¿Cuáles fueron las razones para ello?
Una de ellas fue su corazón malo.
 Jeremías 4:14 «Lava de maldad tu corazón, Jerusalén, para que seas salva.
¿Hasta cuándo morarán dentro de ti pensamientos perversos?»
¿Y nosotros qué?
Santiago 4:4 «¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.»
Santiago 4:8 «Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros.
Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones.»
Mat 23:23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas.
Mat 23:24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello!
Mat 23:25 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque limpiáis el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de robo y de desenfreno.
Mat 23:26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de adentro del vaso y del plato, para que lo de afuera también quede limpio.
Mat 23:27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.
Mat 23:28 Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad.

¿Qué cosa debemos hacer para elevar nuestro nivel espiritual?
Alimentar las gracias que Dios implantó en nuestras vidas al momento en que creímos.
Cuidándonos de la mundanalidad.
Buscando la presencia de Dios y no sus dones o regalos.  Guardando y cuidando el corazón.

Para cuidar el corazón debemos:
Sujetar al análisis, al juicio y a la guía de las Sagradas Escrituras, cada imaginación, pensamiento, sentimiento o deseo que fluye del corazón.
Debemos impedir que la corrupción que reside en el corazón salga a flote, o que sea alimentada con más corrupción.
Debemos orar fervientemente a Dios por purificación y perfección.
Debemos examinar a ver en que condición se encuentra el corazón, para tratarlo, gobernarlo y sanarlo.

ORACION CRISTIANA
 Un Modelo de las Escrituras
Un modelo de oración cristiana se encuentra en el
Evangelio de Mateo. Jesucristo mismo nos dio a todos un patrón para la oración:
(Mateo 6:5-15).
El modelo de oración cristiana en Mateo 6 es conocido como El Padre Nuestro. Muchos de nosotros hemos recitado esta oración por años, pero nunca hemos reflexionado sobre su significado. Lo que sigue son recortes espirituales del Padre Nuestro que pueden ayudarle a profundizar su vida de oración con Dios:
Mateo 6:5. Orar de pie simboliza, el dirigirse a Dios con reclamos y en una posición de ira, prepotencia con pensamientos egoístas esperando que nos conceda todo lo que le pedimos, su falta de amor para con el Señor, y no en una forma de gratitud por habernos tenido en cuenta para darnos salvación.
Lucas 18:10-14; Romanos 2:23; 3:12; Santiago 4:13-17

Mateo 6:6. Simboliza también, entrar en intimidad con Dios buscando sentir su presencia dentro de nuestro interior, buscar su presencia a través de la oración  sin ningún otro interés más que el de unificarnos con su Espíritu, y dejarlo actuar según él quiera, y no dándole ordenes de cómo queremos que él nos complazca. Isaías 26:20-21. Romanos 3:11. Salmos 147:1-20.

Mateo 6:7-8. No usemos la oración como un medio sólo para acercarnos a pedir lo que queremos y nos está angustiando, donde presentamos el pliego de peticiones para que él los cumpla.
La oración es el medio que el Señor dejo para estar en
Comunión con él, para hablar de hijo a Padre, o como dos amigos donde le tenemos en cuenta lo que él quiere que le escuchemos, es un momento de meditación para lograr esa comunicación donde sintamos su presencia y oigamos lo que nos dice.
Pues él sabe lo que queremos y que si no lo da lo recibiremos, pero nosotros no sabemos lo que él quiere de nosotros, y aun cuando lo sabemos lo ignoramos y no estamos dispuestos a dárselo, Dios no es así con nosotros, la oración es para acercarnos a él, como hijos y siervos para demostrarle cuanto lo amamos y estamos dispuesto a escucharlo. Isaías 58:2-3.  Mateo 6:24-34.

Mateo 6:9. "Padre Nuestro" – debemos reconocer que Dios es nuestro Padre, y como tal quiere ser tratado, quiere que contemos con él. Él quiere cuidar de nosotros y protegernos, Recuerde él tiene un amor y una gracia infinita. Dios desea que estemos seguros en Su familia, como hijos adoptivos y herederos. Con Acción de Gracias
La adoración nos lleva naturalmente a darle gracias al Señor. Tome unos momentos para dejar de pensar en todos los problemas y quejas, y piense en lo positivo.
Acostumbrémonos a ver el lado positivo de la vida, y reconocer las bendiciones de Dios; tanto “grandes” (la vida, la salvación, etc.) como las bendiciones “pequeñas” (un nuevo día, el sol, la comida, etc.)
Ejemplo – “Gracias, Señor, por darme salud.
Gracias por salvar mi alma.
Gracias por el desayuno rico de esta mañana. Gracias….”
 Proverbios 3:1-12. Hebreos 12:5-11. Isaías 43:15. Jeremías 12:2. Juan 5:23.

Mateo 6:9. "Que Estás en los Cielos" – aunque es nuestro Padre, no se nos debe olvidar que esta sobre nosotros, debemos darle el Respeto que se merece, y dirigirnos a él con el  temor y la  reverencia de la cual solo él es digno.
Él es poderoso y puede lidiar con todos nuestros problemas, Pero el decir que está en los cielos, no quiere decir que está lejos de nosotros, debes buscarlo dentro de ti.
Acérquese a Dios con sobrecogimiento y asombro. Reserve la palabra "asombroso" para Dios. Viva una vida que honre a
Dios.
Para comenzar, levantemos los ojos a Dios con alabanzas.
Leer un Salmo de adoración Cantar un coro
Sencillamente decirle a Dios cuanto lo amas
Ejemplo – Leer Salmos 136:1 – “Alabad a Dios porque él es bueno y para siempre es su misericordia.” Decir, “¡Dios, tu eres tan poderoso en mi vida!” Isaías 40:12,22,26. Isaías 66:1. Salmos 8:3-9. Efesios 3:17.

Mateo 6:9. "Santificado Sea Tu Nombre" -- Santo, santo, santo.
Dirijámonos a él de forma humilde y sin altanería, sin reproches, sin cuestionar su voluntad.
Con el respeto que él se merece porque aunque es nuestro Padre, ante todo él es nuestro Dios. Éxodo 20:7. Levíticos 19:12. Isaías 64:7-8. Hechos 20:32. 2ª Timoteo 2:19. Efesios 1:4. Hebreos 3:12-15.

Mateo 6:10. "Venga Tu Reino" - ¡Pida que el amor de Dios venga a tú corazón, y al de los demás!
Que nos ayude a dar amor.
Que su paz este en nuestro corazón, que podamos vivir en armonía siempre sintiendo amor por los demás, sin buscar nuestro propio deseo, y buscando el bien del prójimo.
"¡Tome ese empleo y disfrútelo!"
Trabajar para el reino de Dios es el gozo supremo. Florezca donde se encuentre plantado. Hágalo todo como si fuera para el Señor. Descubra sus dones y úselos. Cada día manténgase abierto a la guía de Dios. Mateo 13:11,19. 1ª Crónicas 29:11. 1ª Corintios 4:20. Hebreos 12:28. Santiago 2:5.

Mateo 6:10. "Hágase Tu Voluntad" – Reconocer que Dios es el alfarero, nosotros somos la arcilla. Dios nos mantiene girando en su rueda de alfarero, dándonos forma y reformándonos, a medida que baña con lágrimas nuestras vidas para asemejarnos más a Cristo, para poder usarnos de acuerdo a Su voluntad. Entréguese diariamente. Mantenga húmeda su arcilla mediante la oración diaria. Efesios 6:14. Salmos 119:33-38. “35”. 1ª Juan 2:29. Juan 12.26. Juan 15:10-11. Hechos 5:29. Romanos 12.2. mateo 25:21.
Mateo 6:10. "Como En El Cielo, Así También En La Tierra" -- ¡Hágase Tu voluntad - no la mía!
Así como los ángeles te obedecen, pedir que nos ayude a obedecerle, y esforzarnos en vivir como a él le agrada y no como a mí me agrada.
Orar por los demás, ¡Pidiendo al Señor Que este mundo sea
más como Dios quisiera que Fuera!
Que el Señor nos salve de incredulidad y nos sujete a su voluntad. Pedir para que otros puedan sujetarse a la voluntad de Dios. Mateo 28:18. Jeremías 23:23-26. Salmos 91:11-12. 1ª Corintios 15:28.

Mateo 6:11. "El Pan Nuestro De Cada Día, Dánoslo hoy" - ¡Confíe! Dios proveerá para sus necesidades. Él cuida del gorrión y yo sé que Él cuida de mí.
¡No esta mal presentar nuestras necesidades al Señor!
Pero lo malo es angustiarnos y hacer de la oración solamente un momento para rogar y rogar, por lo que yo creo es mi mayor necesidad, y no buscar su presencia para recibir la calma y sabiduría para ver la solución del porque me está sucediendo lo que me este sucediendo.
Podemos pedirle al Señor que supla cada necesidad, sea emocional, material o espiritual.

Ejemplo – “Señor, te pido que me proveas alimento espiritual y material. Señor, que me proveas suficiente para compartir con otros etc.”

Interceder por los demás:
Que el Señor les bendiga dando sabiduría para tomar decisiones, esto es algo necesario cada día para nuestra vida, pan no quiere decir solamente el alimento físico.
El hacer su voluntad debe convertirse en nuestro pan diario que sintamos satisfacción  por hacer lo que a Dios le agrada.
Que el Señor les provea para su alimento espiritual.
Orar por la nación y las necesidades del mundo, para que el
Señor ponga paz en su corazón y les de sabiduría para
gobernar el país..
Orar por la salvación de nuestros familiares y amistades, los presidentes, la humanidad entera.
Ejemplo – “Señor, te pido que salves a mi papa. Te pido que el pastor tenga una unción fresca este día.
Te pido que el Presidente del país tenga sabiduría para manejar la situación del país…etc.” Juan 4:34-38. Juan 6:25-63. “27, 47, 53”. Isaías 58:7-10.

Mateo 6:12. "Perdónanos Nuestra Deudas, -- Perdón = Entrega. No cargue su propia mochila - entréguesela a Dios.
Creemos en la confesión diaria. Es muy sanador confesar a otra persona cuando hay luchas fuertes en la vida.
Pero hay que hacerlo diariamente en privado al Señor. También todos los días debemos tomar tiempo para examinarnos a nosotros mismos, analizar nuestras acciones, palabras, malas actitudes y motivaciones.
La confesión nos provee una limpieza diaria y resulta en buena “higiene espiritual.”
 Ejemplo – Señor, perdóname por criticar a mi jefe ayer en el trabajo.
Perdóname también por ser impaciente con mi Conyugue…. etc.
Mostrar los sentimientos es el principio de la sanación.
Actúe como si le ha perdonado y los sentimientos vendrán a continuación.
En nuestra debilidad, Dios nos envía Su fuerza y paz en nuestro corazón que tanto necesitamos. Proverbios 28:13. Santiago 5:16. Romanos 7:18,24. 1ª Juan 2:1-2. 1ª Timoteo 2:5-6.  

Mateo 6:12. “….como nosotros perdonamos a nuestros deudores.”
El rencor impide la sanidad y la bendición de Dios en nuestras propias vidas. Causa depresión, enfermedades y un sin número de problemas emocionales. Juan 5:14.
Si queremos crecer en el Señor, es absolutamente necesario que arreglemos las cuentas diariamente.
Si no perdonamos, el Señor no nos perdona a nosotros y no recibe nuestra oración.
Así que, es necesario hacernos la pregunta todos los días – ¿Estoy guardando rencor contra alguien?
El perdonar no es actuar como si nada hubiera pasado ni dejar que la gente abuse de uno.
Es una decisión de no guardar rencor ni odio contra personas que te han tratado mal.
Ejemplo – “Señor, perdono a mi jefe por molestarme ayer.
Perdono también a mi esposo porque su indiferencia me lastima. Jeremías 31:3. Mateo 5:14-15, 22-26. Mateo 7:7-12. Mateo 18:23-35. “21-22”.  Juan 5:14. Santiago 5:16.

Mateo 6:13.  "Y No Nos Metas En Tentación" - Cuídese de tentaciones encubiertas. Ore, para que no caiga.
Todos los días somos tentados.  Esto profundiza nuestra relación con Dios y fortalece nuestra fe - pero tenga cuidado con la ceguera espiritual.
Abre mis ojos, Señor, las debilidades ocultas que hay en mi - utiliza amigos honestos y familiares, para mostrarme lo que está mal en mí.
Que nos ayude a saber lo que nos conviene y lo que no nos conviene.
Lo que viene de parte de Dios y lo que viene de parte de satanás. Interceder por los demás de igual forma. Mateo 26:41-42. 1ª Corintios 14:25. Santiago 1:12-15. 1ª Pedro 5:7-9.

Mateo 6:13. "Líbranos Del Mal" -- El Malvado, Satanás, busca todos los días hacernos daño por medio de pensamientos que nos inducen a ir tras las cosas de este mundo y olvidarnos de lo que es bueno y agradable a Dios.
Encomendémonos todos los días al levantarnos, al salir, al acostarnos, y al tomar decisiones o hacer un negocio.
Vivimos en un contexto de guerra espiritual constante. Por esto, no podemos bajar la guardia, ni por un solo día. Todos los días nos debemos poner la armadura de Dios (Efesios 6:10-18.), y resistir a Satanás y sus artimañas.
Ejemplo –Guárdame, Señor, de mis pecados ocultos, debilidades y resentimiento. Jeremías 7:6. Jeremías 17:9. Mateo 5:28. Mateo 15:19. Salmos 139:23-24. 1ª reyes 3:9. Proverbios 4:23-27. Romanos 7:18,24.

"Porque Tuyo Es El Reino (obediencia), 
y el Poder (confianza)
y la Gloria (gozo),
Por Todos los Siglos" -- Este es el mundo de nuestro Padre.
Todo lo que tenemos le pertenece a Él. ¡Él es el que gobierna!
Declararle que deseamos que hoy y siempre gobierne nuestra vida. 1ª Crónicas 29:10-17. Salmos 8:3-9. Efesios 1:18-23.

GUERRA ESPIRITUAL: ¿QUÉ ES?
La guerra espiritual existe en una dimensión oculta, sobrenatural, donde Dios es todopoderoso y Satanás está en rebelión con Dios.
Como cualquier cristiano pronto lo descubre, aunque la guerra espiritual no se ve, es absolutamente real.

LA ORACIÓN DE AYUNO.

1.  ¿Qué es la oración de ayuno?
El ayuno es una entrega total de todo nuestro ser, cuerpo alma y espíritu ante el señor.
Ayunar es simplemente abstenerse de alimentos desde el momento que tomamos la cena la noche anterior hasta el día siguiente, absteniéndose de tomar dos alimentos del día siguiente por mínimo, si queremos ver triunfos.

Nos abstenemos voluntariamente de consumir alimentos, y lo remplazamos por el  alimento espiritual, con las enseñanzas de Jesucristo.
Y cuando nuestro cuerpo nos pide alimento reprendemos todo espíritu de ansiedad por la falta de alimento físico, sujetando esa necesidad por la palabra de Dios.
Así comprobamos como nuestro espíritu se fortalece y anula las necesidades de nuestra naturaleza carnal.
Así es como se cumple la enseñanza de. Mateo 4:2-4.
Que no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

De igual manera como remplaza la necesidad de
Consumir alimentos, también saciara toda otra necesidad material.

  2.    ¿Para qué ayunar?   
  a.  Moisés  ayuno para Recibir la ley. Exodo. 24:18 “Y
entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte; y estuvo
Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches
 
  b.  Afligir el alma. 2ª  Samuel. 12:19 – 20 “Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto.     20 Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió” Salmos. 69:10 “Lloré afligiendo con ayuno mi alma,     Y esto me ha sido por afrenta”
  c.    Humillar el espíritu. Salmos. 35:13 “Pero yo,
cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio;   Afligí con ayuno mi alma, Y mi oración se volvía a mi seno1ªReyes. 21:27 “Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado”
  d.    Conocer el futuro de Israel. Daniel. 9:3 “Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza” Daniel. 10: 1 – 3 “(…) En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas.  3 No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas”
Para ser librados de la muerte. Ester 4:16 “Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca
  f.     Para conversión del pueblo. Joel 2:12 “Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento”
  g.    Arrepentimiento de una nación. Jonás 3:5 – 8 “Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos.    6 Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza.     7 E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua;  8 sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos”
  a.    Por un avivamiento. Hechos. 1:14 “Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos”
  b.    Por envío de misioneros. Hechos. 13
 c Sacar la incredulidad de la iglesia. Lucas. 17:20 – 21
“Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia, 21 ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros”
 
  4.    ¿CÓMO AYUNAR?
  a.    Oración. Lucas. 2:37 “era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones”
  b.    Confesión. Nehemias. 9:1 – 2 “El día veinticuatro del mismo mes se reunieron los hijos de Israel en ayuno, y con cilicio y tierra sobre sí. 2 Y ya se había apartado la descendencia de Israel de todos los extranjeros; y estando en pie, confesaron sus pecados, y las iniquidades de sus padres”
  c.    Lamento. Joel 2:12 “Por eso pues, ahora, dice
Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno
y lloro y lamento
  d.    Humillación. Nehemías. 9:1 “El día veinticuatro del mismo mes se reunieron los hijos de Israel en ayuno, y con cilicio y tierra sobre sí”
  5.    Peligros por ayunar indignamente
a.  Alardes Mateo. 6:16 – 17 “Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.  17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro”

b.  Contiendas. Isaías. 58: 3 – 4 “¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.   4 He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto

El ayuno se hizo una práctica común entre los judíos, y fue continuado por los cristianos.

Todo ayuno tiene que tener un propósito bien definido. El
Señor Jesús no cancela la práctica del ayuno, pero les pidió a sus discípulos que lo hicieran con la mirada fija en Dios, no en los hombres, ni en las cosas materiales. Si practicamos el ayuno individual no tenemos que pregonar que hemos o estamos en ayuno ni tampoco dar a entender que estamos haciéndolo.

EL AYUNO ES UNA FORMA DE GUERRA ESPIRITUAL
Isaías 58:1-14.
El ayuno es una forma de guerra espiritual contra nosotros mismos, es una batalla de superación, y eso tiene que ver con la liberación del alma.
También es una forma de disciplinar nuestra naturaleza carnal, para que se sujete a nuestra parte espiritual, es para ganar la batalla de la liberación del dominio de Satanás sobre nuestra carne, y rescatarla para que se sujete a la voluntad de Dios.
Y así cederle el dominio propio de nuestra naturaleza carnal al Espíritu Santo, esta es una cualidad del fruto del Espíritu Santo, que todo cristiano debe tener y desarrollar, es luchar contra nuestro propio yo que se revela a sujetarse a la
 voluntad de Dios.
Es de disposición  y de entender que el ayuno es para la lucha personal en el deseo de romper toda cadena y salir del dominio que ejerce satanás sobre mi carne sujetándola a pasiones desordenadas tales como:
Soberbia, intolerancia, resentimiento, avaricia, envidias, murmuraciones, chismes, celos rivalidades, contiendas y haciendo acepción de personas para dar un buen trato, todo lo relacionado con los frutos de la carne.
 El ayuno también se puede hacer en forma colectiva para la liberación de la iglesia buscando lograr tener una mejor armonía y comunión espiritual.
Pero el ayuno es algo que cada cual debe hacerlo por voluntad propia, en cuanto a tomar la decisión de creerle al Señor de salir del conformismo espiritual para lograr una vida espiritual de avivamiento donde buscar su presencia y alabar su santo nombre junto con el deseo de vivir para obedecer su voluntad sea nuestra pasión.
Principales razones para ofrecer ayuno.
Colosenses 3:5-25.

Para mejorar la actividad espiritual “asumir los compromisos con Dios”
Para aprender a sujetar la naturaleza carnal a la voluntad de Dios.” 0bediencia”
Aprender a dominar nuestro carácter.” Salir de los deseos de la carne”
Para ser más sensible y desarrollar el fruto del Espíritu.
Ara perfeccionarnos en la santidad.
Para fortalecernos en la vedad de su palabra.
Para que nos ayude a iniciar la guerra contra el mal que hay dentro de nosotros.
Para mantenernos unidos al cuerpo de Cristo.
Por liberación de apetitos carnales.
Gálatas 5:19.  1ª Corintio 6:9-10.

EL AYUNO DEBE IR ACOMPAÑADO POR LA LECTURA
Y Meditación de la palabra de Dios según el motivo por el cual se está ayunando.

El ayuno es cambiar el alimento material o físico por alimento espiritual, si no me alimento con pasajes referentes al motivo de mi ayuno para edificarme en cuanto a las consecuencias de mi debilidad o impedimento y el cómo debó salir de mi estado bien sea de la pereza espiritual,  y solo me dedico a la oración estoy limitando el trabajo de Dios y solo estaré aguantando hambre.
Porque su palabra es la que trae libertad y sanidad.

Debemos permitir que Dios obre por completo limpiándonos con su palabra, y mostrándonos que esta humanidad no necesitara de alimento solido mientras estemos edificándonos con su palabra porque se cumple  su palabra donde dice, no solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que salga
de la boca de DIOS.
Esta palabra me fortalecerá en cuanto a mostrarme la salida y mi espíritu será fortalecido para que tome dominio sobre mi carne, El propósito es enseñarle a nuestra humanidad que ese día no vamos a darle nada y que se mantenga con el alimento espiritual de la Palabra de Dios, y comprobaremos como se sujeta nuestra humanidad y Dios dará la victoria.
Esto es el inicio del hombre exterior que es nuestra humanidad, con el hombre interior que es nuestro espíritu.
Tú puedes en el nombre de Jesús controlar los apetitos de tu humanidad, y llevarlos sujetos a la obediencia de la voluntad de Dios, a medida que vamos negándole el alimento físico y alimentándonos con el alimento espiritual pronto estaremos sensibles a las cosas del espíritu, esta disciplina se hace con el propósito de educar nuestro hombre exterior a la nueva vida en Cristo.
Podemos pasar todo un día o dos sin probar alimentos sólidos desde que nos estemos alimentando con la Palabra de Dios edificándonos según sea el motivo del ayuno,  si de pronto nos da dolor de cabeza o nos acosa el hambre, solo debemos reprender nuestra humanidad ordenándole a nuestro cuerpo que se tranquilice y que no sea caprichoso y que se espere hasta el tiempo programado para un efectivo sujeta miento.
El ayuno mínimo debe de ser de un día completo para mayor resultado.

Jesús estuvo 40 días en ayuno, y Daniel ayuno 21 días y Dios los respaldo.
Así que a nosotros también nos respaldara si queremos ser unos guerreros, esta ofrenda o disciplina espiritual es para los que quieren servirle a Dios con sus vidas apartándose de las costumbres y deleites  que ofrece este mundo, solo así será renovado nuestro pensamiento y seremos transformados para vivir apartados para Dios, para que el Espíritu de Dios tome control y gobierne todo nuestro ser.
Los demonios van a tratar de molestarte
 desanimándote, distrayéndote, para que no llegues a la meta y tu oración se desvíe del propósito verdadero, cuando estés ayunando por alguno de los motivos de sujetar tu carne y disciplinarla te debes limitar a pedir solo eso si quieres ver resultados no debes pedir por ninguna otra cosa más.
Solo así vamos a ganar entregando el gobierno denuestra vida a Jesucristo.
1ª Pedro 3:21. Romanos 8:1-11. -2ª Corintios 10:5-6.

Si no le exigimos a nuestro cuerpo jamás llegaremos a tener las nuevos costumbres de vivir por las cosas del Espíritu, porque el cuerpo es perezoso y se resiste a la disciplina y a los cambios, pero si empiezas hoy Dios te dará la victoria.

EL PROPOSITO DEL AYUNO
El propósito del ayuno verdadero es para las cosas de nuestra vida espiritual, y no material. Isaías 58:1-12.

LA TENTACIÓN DE JESUS; ESTA PRESENTE EN LA
IGLESIA.
JESÚS ES PUESTO A PRUEBA

Mateo 4:1-11. (Mr 1:12-13; Lc 4:1-13)
4:1. Luego, el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que fuera tentado por el diablo.
Meditemos en este estudio y nos daremos cuenta de la manera en que Satanás sigue tentando al pueblo de Dios, es algo similar a lo que paso con Jesús en el desierto.
hebreos 2:18; 4:15-16. Rom. 12:12; 15:4-6.
Sant. 1:2-8,12. 1ª Corintios9:25. 2ª Timo.4:8.
1a Pedro 5.4. Apocalip. 2:10-11; 3:8-12. Hebreos 2:23.

2. Después de no comer nada durante cuarenta días y cuarenta noches, Jesús tenía mucha hambre.
3. Entonces el diablo vino para ponerlo a prueba y le dijo:
—Si eres Hijo de Dios, diles a estas piedras que se conviertan en pan.
4. Pero Jesús le respondió:
—Está escrito: “No sólo de pan vive el hombre; sino de toda palabra que Dios dice”.
Satanás no se presentó a Jesús sino hasta cuando Jesús tuvo hambre, nuestro enemigo siempre nos atacará cuando nos ve que tenemos una necesidad, o cuando nos cree débiles, o nos ve una debilidad, en esta ocasión se presenta a Jesús cuando ya había pasado cuarenta días, y su tentación consistía en que Jesús desconfiara de los cuidados de su Padre, algo de lo que me puedo Dar cuenta es que a muchos de nosotros nos han enseñado que nosotros no sufriremos al estar con Cristo, pero eso es una mentira, pues es parte de nuestra propia vida, y por medio de ellos Dios forma nuestro carácter, Dios siempre tendrá cuidado de nosotros.
Eh escuchado a muchos decir que la pobreza es una maldición, que los hijos de Dios merecen tener lo mejor, y es así con esta clase de predicaciones erróneas que son motivados a pedir cosas materiales un que no las necesiten, comenzamos a pedir bendiciones a diestra y a siniestra, deseando y pidiendo en oración solo riquezas.
Y si la riqueza es una maldición me pregunto, ¿Lázaro el
mendigo que comía las migajas del rico porque cuando murió no se fue al infierno?
Pues ese pobre que mendigaba se fue al cielo, y el rico no por la vida que llevaba.
Cuando estés en necesidad confía en Dios que él sabe de lo que yo tengo necesidad.
Deuteronomio 8.3. Proverbios 15:15-17.Mateo 6:25-34.
1ª Corintios 10:3-17.

5. Entonces el diablo llevó a Jesús a la ciudad santa y lo puso en lo más alto de un extremo del área del templo*,
6. y le dijo:
—Si eres Hijo de Dios, tírate abajo desde aquí porque está escrito: “ Él mandará a sus ángeles que te cuiden. Sus manos te rescatarán para que ni siquiera te lastimes los pies contra las piedras”.
7. Jesús le dijo:
—Pero también está escrito: “No pongas a prueba al Señor tu Dios”.
En esta segunda tentación Satanás lleva a Jesús a lo más alto
del templo, como vemos Satanás va a usar cosas que son sagradas para tentarnos, Satanás tienta a Jesús para que muestre su poder pero Jesús sabía que él tenía el poder de todo, y el no necesitaba mostrarle nada, Satanás quería que Jesús diera su salto, y se lanzara pero a obedecerlo por demostrarle que el si era el hijo de Dios.
Pero Jesús tenia sabiduría y sabía que Dios tiene todo el poder para cuidarlo o respaldarlo en lo que el haga, satanás reta a los hijos de Dios para que sin darse cuenta lo obedezcan.
Satanás conoce las escrituras y aun mucho mejor que alguno de nosotros, tiene en su boca la palabra de Dios pero en su corazón no quiere sujetarse a Dios y guarda envidia y odio contra nosotros.
Así que él usara las escrituras para engañarte y hacer que la acomodes a tu favor, y usando a otros para predicarte lo que sabe que tu estas deseando.
Uno de los engaños es decirte que ya estás listo para la obra
que te lances de predicador, y así tu dejas de estudiar las escrituras y dejas de capacitarte hasta entender lo que Dios quiere enseñarte, y así te lleva de error en error hasta hacerte volver a caer en el pecado, y te hace creer que Dios te abandono.
Pero no fue Dios quien te fallo fue tu ambición al poder.
Dios no manda a inexpertos a la batalla ni mucho menos a pastorear su pueblo.
Deuteronomio 6:16-17. Éxodo 17:1-17. 1ª Corintios
3:16-19. 2ª Corintios 3:12-18. 2ª Corintios 4:1-6.
2ª Corintios 8:7-9.

8. Después el diablo llevó a Jesús a una montaña muy alta y le mostró todos los reinos del mundo con toda su grandeza.
9. El diablo le dijo:
—Te daré todo esto si te arrodillas y me adoras.
10. Jesús le dijo:
—¡Largo de aquí Satanás! Porque está escrito:
“Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él”.
Por ultimo Satanás le ofreció a Jesús todo lo que pudiera
desear, todos sus deseos podían cumplirse solo tenía que adorarlo, lo incitaba a la idolatría a que buscará lo suyo propio su bienestar aquí en la tierra, y que olvidará el propósito de su estadía aquí en la tierra, y una vez más lograr de esa manera que lo obedeciera, otro ejemplo de seducción de Satanás para que Jesús no cumpliera su misión aquí en la tierra fue cuando debilito su carne cercano el tiempo a su sacrificio, MATEO 26:39-42. Efesios 4:3-6.
Pero por supuesto Jesús no acepto, él tenía la Palabra siempre presente no solo en su mente sino en su corazón, y fue eso y el amor a su Padre lo que lo libro de esas tentaciones.
Como seduce hoy día Satanás a los hijos de Dios, elevándoles el orgullo, la vanidad el egocentrismo, amadores de sí mismos y de los deleites más que del Señor, hoy muchos se dejan tentar por él, y ni se dan cuenta de que están siendo tentados pues muchos no han permitido que Dios transforme sus vidas despojándose de toda de sus costumbres y rudimentos mundanos.
Y muchos ya se han vendido en su deseo por ser los mejores y más populares, cuantos se han entregado en su deseo por demostrar que es el más ungido tal vez empezaron bien pero
 después ¿Qué paso?
Se entregaron en su deseo de ser popular, de ser el líder, tener cargos en la iglesia donde sobre salgan más que los demás, no hay el deseo de prepararse en ser hijo de Dios para testificar de su poder de transformar vidas y salir a ganar al más dando a conocer este mensaje y la voluntad de Dios de forma anónima, sino que su deseo es ser pastores o misioneros por nombramiento, pero no por el Espíritu Santo.

Ya no hay deseo por alabar a Dios y ministrar unción a través de la alabanza, sino que sus mentes los llevan a desear grabar un disco para ser reconocidos y admirados.
El diablo te eleva el orgullo, te dice tu puedes ser el mejor misionero, el mejor pastor, el mejor cantante y si eso es cierto pero que harás le servirás a Dios sin ningún deseo de ser reconocido, o te venderás al Satanás alimentando los
mismos ideales del mundo?
Cuidado Satanás te está tentando, Jesucristo no ofrece incentivos de reconocimientos para que le sirvamos.
(Lucas.9:57-62). Deuteronomio 6:12:-13.
Eclesiastés 5:10-11,13-15. Mateo 6:19-24.Mateo 13:44-46. Macos 6:8. 1ª Timoteo 5:15. 2ª Timoteo 2:1-12.
Filipenses 3:7:21.
11. Entonces el diablo se fue, y los ángeles vinieron a cuidar a Jesús. Romanos 8:37-39. Romanos 27:23-33. 1ª Pedro 3:22.


COMO SE PRODUCE EL NACIMIENTO ESPIRITUAL.
Aun no tenemos conciencia plena de la importancia que tiene para nosotros, el bautismo en agua ordenado por el Señor. Tradicionalmente se ha enseñado que el bautismo es un acto de obediencia al Señor y aunque esto es verdad, no manifiesta nada más que una parte de la bendición espiritual que conlleva el acto de bautizarse.

¿CUÁL ES EL METODO BÍBLICO DEL BAUTISMO EN AQUA?
El bautismo debe realizarse por inmersión, es decir, sumergidos completamente en agua. De esta manera se representa exactamente la verdad enseñada de Sepultados con Cristo, Romanos 6:4.
Sumergidos en el agua somos sepultados como figura de nuestra muerte en Cristo. Hechos 2:38-39. Mateo 3:16.
Por otro lado, la palabra bautizar en el griego implica la idea de: “poner o meter debajo de”, entonces bautizar es poner o meter debajo del agua. La fórmula del bautismo es la ordenada por nuestro Señor Jesucristo en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Mateo 28:19.

¿QUÉ NECESITAMOS PARA SER BAUTIZADOS?
La pregunta del eunuco a Felipe fue aquí hay agua,
¿qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes.
Hechos 8:36-37.
O sea que para poder ser bautizado, la única condición es haber creído en el Señor Jesucristo, como nuestro único y suficiente salvador. El Señor dijo a sus apóstoles El que creyere y fuera bautizado, será salvo...Marcos 16:16.
Lo que define con toda claridad que el bautizo es únicamente para aquellos que con una fe sencilla, se han acercado al Señor Jesucristo para obtener su salvación. Sin embargo, previo al paso de creer, es necesario haber experimentado un verdadero arrepentimiento, razón por la cual Pedro dice Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros... Hechos 2:38.
¿QUÉ SIGNIFICA EL BAUTISMO EN AGUA?
Cristo murió por nosotros, fue sepultado y resucitó glorioso al tercer día.
Descender al agua es un símbolo visible de que nuestra vida vieja y pecaminosa está muerta. 1ª Pedro 3:18.
El bautismo en agua es nuestra plena identificación con la muerte y la resurrección del Señor. Nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo de pecado sea destruido. Romanos 6:6.
Es necesario considerar que así como entre la crucifixión y la muerte del Señor hubo un lapso de tiempo, así también del momento en que nuestro viejo hombre fue crucificado hasta el momento en que realmente hayamos muerto, tendrá que pasar también un tiempo durante el cual el Señor estará perfeccionando la obra que empezó en nosotros.
La sepultura del creyente se lleva a cabo simbólicamente en el bautismo. Romanos 6:4.
Colosenses 2:12. Y al ser levantado del agua, se está expresando la fe en la resurrección y la convicción de una vida nueva; gracias a la victoria del Señor. Si fuimos plantados juntamente con Cristo en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la semejanza de su resurrección. Romanos 6:5.

El Señor Jesucristo resucito de entre los muertos y la muerte no se enseñorea más de él, Romanos 6:9. De la misma manera, nosotros debemos considerarnos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. Romanos 6:11. y presentarnos nosotros mismos a Dios vivos de entre los muertos, porque el pecado ya no se enseñorea de nosotros, ya que no estamos bajo la ley sino bajo la gracia. Romanos 6:13-14.


Resumiendo lo anterior, podemos concluir en que: el bautismo en agua es la aceptación de la obra redentora de Cristo, y la total identificación con el Señor en su muerte, sepultura y resurrección.


¿POR QUÉ DEBEMOS BAUTIZARNOS?
Debemos hacerlo como un acto de obediencia a la voluntad redentora del Señor, pues es ordenado por Cristo mismo. Jesucristo instituyó el bautismo y encargó a sus seguidores que bautizaran a los que se hicieran sus discípulos. Mateo 28:19
y quien se bautiza agrada a Dios, pues obedece a su palabra.

El Señor le dijo a Nicodemo que el que no naciere de agua y del Espíritu no puede entrar al reino de Dios, o sea que el bautismo en agua constituye un elemento muy importante como requisito, para que podamos disfrutar de las maravillas que Dios tiene preparadas para nosotros en su reino. Juan 3:5.

Pedro hace una comparación entre la salvación de los juicios de Dios que experimentan ocho personas en el diluvio, pasando por medio del agua y la salvación de la esclavitud del pecado que hemos obtenido nosotros a través del bautismo en agua, por medio del conocimiento interior del bien que debemos hacer y el mal que debemos evitar, 1ª Pedro 3:20-21.

Dicho en otras palabras, el bautismo en agua nos
permite obtener respuesta de una buena conciencia para con Dios, gracias a la resurrección de Jesucristo.

CON RESPECTO A BAUTIZAR NIÑOS, se puede establecer que debido a que es un acto en el que la persona que se bautiza se está identificando plenamente con la muerte y resurrección del Señor, debe tener plena conciencia de lo que está haciendo; por lo que se hace necesario también que tenga cierta madurez de criterio.
La edad entonces, dependerá de la capacidad de razonamiento del niño, en el sentido que pueda comprender realmente lo que está haciendo. En lo que respecta a niños que siendo bautizados con el Espíritu Santo, es necesario antes de proceder a bautizarlos en agua que un siervo del Señor, con criterio ministerial, confirme si lo que ha recibido el niño ha sido realmente del Espíritu Santo, o bien se trate de una imitación.

CONCLUSIÓN
Los discípulos del Señor Jesucristo se hacen bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
El bautismo en agua es la aceptación de la obra redentora del Señor en nosotros, y nuestra total identificación con él en su muerte, sepultura y resurrección.
¿POR QUE DEBEMOS BAUTIZARNOS EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESUCRISTO?                                                                                         
porque el nombre del único DIOS verdadero es JESUCRISTO
 Mateo 28:19 Juan 14:8 1ª Juan 5:20                              
porque Felipe bautizo en el nombre de JESUCRISTO Hechos
8:16.         
Porque en la biblia nunca bautizaron ni una sola vez en los títulos de Padre Hijo y Espíritu Santo.

¿QUE DEBO HACER?
q1.‑ Creer en el Señor Jesús Hechos 8:37
02.‑ Abandonar el pecado Romanos 6:1 1‑13 
q3.‑ Pedir el santo bautismo Hechos 8:35‑38
q4.‑Responder prestamente al llamado de Dios Hebreos 3:15

 Estos siete pasos en la construcción espiritual del hombre se ven reflejados en los siete días de la creación desarrollados a continuación.

GÉNESIS CAPÍTULO 1      LA CREACIÓN
1En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
La palabra génesis significa principio, en este primer libro del
Pentateuco, El Espíritu de Dios nos enseña a través de Moisés, el principio de la obra de Dios para con el hombre, y también principio de la relación del hombre con Dios.
Proyecta y construye, los cielos y la tierra.
Literalmente el hombre recibe en su mente los conceptos de cielos, como lugar del Señor y los ángeles, y la tierra como el planta en el que habitamos.
Pero vamos a proyectarlo de forma espiritual no literal.
EN EL PRINCIPIO CREO DIOS LOS CIELOS: Dimensión espiritual.
Y  LA TIERRA: como su propio ser, EL ALMA, y discierne la existencia de ellos por la fe en la Palabra de Dios, por la revelación del Espíritu a nuestro espíritu que lo traduce a nuestra mente.
2Y LA TIERRA ESTABA DESORDENADA Y VACÍA, Y LAS
TINIEBLAS ESTABAN SOBRE LA FAZ DEL ABISMO, Y EL
ESPÍRITU DE DIOS SE MOVÍA SOBRE LA FAZ DE LAS AGUAS.
La tierra desordenada simboliza el alma vacía de la persona, alma vacía de Cristo, esa alma es la tierra prometida del Señor, donde Él ha de reinar, y donde cada uno de nosotros encontraremos a Cristo, no solo en nosotros, sino en aquellos hermanos que Le hayan recibido.
La situación previa de la mente que no ha recibido al Espíritu
 de Dios, es desordenada y se encuentra en tinieblas de oscuridad espiritual, se encuentra ante el abismo, "lugar sin fondo", donde por su razonamiento no puede hallar a Dios, ni las respuestas a las preguntas existenciales:
 ¿Quién soy?,
¿Por qué estoy aquí?,
 ¿De dónde vengo? Y
 ¿A dónde voy?.
Pero Dios ya ha previsto esto y su Espíritu se mueve sobre la faz, de las aguas. Estas aguas son las doctrinas, mentalidades, proyectos que el hombre vive, con los que el hombre ha sido educado, pero más exactamente son las opciones de pensamiento existencial, en las cuales el Señor se mueve para que podamos verle cuando le busquemos, o más bien que Dios se hace el encontradizo con nosotros y se nos
presenta la llamada del Señor.
Un hijo de Dios nos es enviado para que nos predique el Evangelio de la salvación universal de Cristo, o lo leemos en la Biblia.
3Y DIJO DIOS: SEA LA LUZ: Y FUE LA LUZ.
Dios dijo: sea la luz, y cuando el hombre acepta el
plan de salvación de Dios y recibe al Hijo de Dios como su
salvador personal, se hace la luz en su mente que comprende el mensaje por la fe. El mensaje a la mente humana es tan poderoso que transforma todo pensamiento anterior.
Esto es debido a que el Evangelio está en realidad transmitido a través del Espíritu Santo. Es en este punto que nuestro espíritu se renueva, nace de nuevo, recibe la esencia del Espíritu Santo en nuestro interior, en nuestra alma, de manera que comienza a sentir con un corazón como Cristo siente, y a pensar con la mentalidad de Cristo.

4Y VIO DIOS QUE LA LUZ ERA BUENA: Y APARTÓ DIOS LA LUZ DE LAS TINIEBLAS.
Cuando ya somos salvos, dentro de nuestra alma, Dios aparta o santifica la luz que es Cristo, de las tinieblas que es la mentalidad de nuestro viejo hombre, la cual queda circuncidada desde nuestro corazón, que simboliza nuestro espíritu. Nuestro espíritu, ahora vivo, da una nueva vida a nuestra alma, donde tenemos nuestra personalidad y nuestra individualidad, ahora es lleno de la luz de Cristo, que con la esencia de Su Espíritu y a través de Su mente en la nuestra, nos da la fuerza para vivir la vida que agrada a Dios, la que nos dará la paz del espíritu y la felicidad de tener amistad personal con el Hijo del Dios viviente.

5Y LLAMÓ DIOS Á LA LUZ DÍA, Y Á LAS TINIEBLAS LLAMÓ NOCHE: Y FUE LA TARDE Y LA MAÑANA UN DÍA.
Podríamos decir el primer día de nuestra nueva vida, ha sido separado de la noche en la que vivíamos antes de conocer a Dios, antes de recibir la fe en la
Cruz de Cristo.
A partir de este momento comenzamos a discernir las cosas que son del día y a diferenciarlas de las que son de la noche, pero lo más importante no es el hecho en sí de discernirlo, sino el hecho de que el Espíritu Santo ponga en nuestro corazón la voluntad de compartir cada situación de nuestras vidas con Dios Padre a través del Hijo preguntándole al Espíritu, en lugar de reaccionar directamente por el conocimiento, aunque ese conocimiento sea santo, adquirido por la palabra de Dios.
Ser espiritual no es conocer el bien y el mal, sino preguntar a Dios que es lo espiritual en cada situación de nuestras vidas.
Un ejemplo: si un pobre me pide y le doy, hago una buena
obra. Si ese pobre es un drogadicto o un alcohólico, y usa el dinero para drogarse o emborracharse, no hago el bien sino prolongar el mal. Si pregunto a Dios y puedo discernir o me muestra que no es para un buen uso, o no le doy. Y  le ofrezco ayuda de un centro Cristiano de rehabilitación.

El primer día del hombre tras recibir la fe, según, 2ª Pedro,
comienza el desarrollo de la virtud que nos es dada.
 Es la voluntad de luchar en las cosas de Dios en cada una de nuestras facetas para llegar a ser hechos a la estatura de Cristo, como dice la Escritura, lo cual resulta de bendición para nosotros, y para nuestro prójimo. Esta voluntad o virtud de hacer lo espiritual nos es dado por la unción del Espíritu
Santo.

6Y DIJO DIOS: HAYA EXPANSIÓN EN MEDIO DE
 LAS AGUAS, Y SEPARE LAS AGUAS DE LAS AGUAS.
Esta es la finalidad que Dios buscaba cuando Su Espíritu se movía en medio de las aguas; que las aguas de Su Espíritu fuesen separadas, es decir, santificadas de las aguas del mundo, siendo las aguas las fuentes de conocimiento y discernimiento para nuestra mente, y toda la variedad de espíritus.
El Espíritu Santo hace que nuestro espíritu se renueve continuamente y que las aguas de las que bebamos sean espirituales.
Para esto, el nacido de nuevo mantiene una conversación interior con Dios de continuo.
7E HIZO DIOS LA EXPANSIÓN, Y APARTÓ LAS AGUAS
QUE ESTABAN DEBAJO DE LA EXPANSIÓN, DE LAS AGUAS QUE ESTABAN SOBRE LA EXPANSIÓN: Y FUE ASÍ.
Dios ha hecho la expansión; esta expansión como veremos en el siguiente versículo son los Cielos, y Cielos con mayúsculas. Estos Cielos son la dimensión espiritual en la que están las aguas del Espíritu Santo apartadas de las aguas de abajo, las de la creación material.
8Y LLAMÓ DIOS Á LA EXPANSIÓN CIELOS: Y FUE LA
TARDE Y LA MAÑANA EL DÍA SEGUNDO.
La dimensión espiritual ya es un concepto en nuestras mentes a partir de aquí, aprendemos a diferenciar entre lo espiritual y lo del mundo, con este orden que pone Dios, viviremos apartándonos, es decir santificándonos de lo que no pertenece a los Cielos, eligiendo lo que sí pertenece.
El segundo día del hombre ejercitando la virtud,
comienza su determinación de adquirir conocimiento
de Dios. Y este conocimiento es  a través del estudio de Las Sagradas Escrituras, y de la oración, una vez ha entendido que La Palabra pertenece al Cielo de Dios, a la expansión, y de la revelación de la unción del Espíritu Santo.

9Y DIJO DIOS: JÚNTENSE LAS AGUAS QUE ESTÁN DEBAJO DE
 LOS CIELOS EN UN LUGAR, Y DESCÚBRASE LO SECO: Y FUE
 ASÍ.
El hecho de juntar las aguas de debajo de los cielos, cielos en minúscula, para que veamos lo seco, nos revela que  lo seco... quiere decir seco del Espíritu, es nuestra alma aislada en las aguas de abajo, de modo que pueda ser arada para plantar la semilla del evangelio que será regado con las aguas de los Cielos, las del Espíritu Santo.
Así como científicamente el agua es origen de vida biológica, el agua del Espíritu del Señor es agua viva que riega nuestra alma para que de nuestro interior fluyan ríos de agua viva.

 Juan 7:38. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

10Y LLAMÓ DIOS Á LO SECO TIERRA, Y Á LA REUNIÓN DE LAS AGUAS LLAMÓ MARES: Y VIO DIOS QUE ERA BUENO.
La Tierra simboliza como ya hemos visto, nuestra alma. Las aguas llamadas Mares son el mundo, las culturas de la humanidad, las cuales influyen en nuestra mente y la condicionan, por eso Dios aparta la Tierra-alma para que pueda dar frutos del Espíritu.

11Y DIJO DIOS: PRODUZCA LA TIERRA HIERBA VERDE, HIERBA QUE DÉ SIMIENTE; ÁRBOL DE FRUTO QUE DÉ FRUTO SEGÚN SU GÉNERO, QUE SU SIMIENTE ESTÉ EN ÉL, SOBRE LA TIERRA: Y FUE ASÍ. 12Y PRODUJO LA TIERRA HIERBA VERDE, HIERBA QUE DA SIMIENTE SEGÚN SU NATURALEZA, Y ÁRBOL QUE DA FRUTO, CUYA SIMIENTE ESTÁ EN ÉL, SEGÚN SU GÉNERO: Y VIO DIOS QUE ERA BUENO. 13Y FUE LA TARDE Y LA MAÑANA EL DÍA TERCERO.
Produzca la tierra, es produzca nuestra alma sus primeros frutos, siendo la hierba verde con su simiente y los árboles, nuestros proyectos de vida de la mano de Dios.
Nuestra mente comienza a dar frutos por la Palabra de Dios que dice: ...produzca... esta es la enseñanza de fe que aprendemos aquí, que en el momento que Dios da su bendición, producimos los primeros frutos.
El tercer día del hombre tras haber dedicado su mente al conocimiento adquiere dominio propio, por la oración y la unción; en entendimiento que su mente ha recibido, comprendiendo como controlar los sentimientos de su alma, que una vez lo asimila se hace una con la mente en cuanto a la voluntad de servir a Dios,  el dominio de su carne, y esta determinación de servir a Dios en obediencia, nos es dada por esa unción del Espíritu Santo sobre nuestro espíritu. Sin duda este paso dará buenos frutos, sobre todo de cara al prójimo.

14Y DIJO DIOS: SEAN LUMBRERAS EN LA EXPANSIÓN DE LOS CIELOS PARA APARTAR EL DÍA Y LA NOCHE: Y SEAN POR SEÑALES, Y PARA LAS ESTACIONES, Y PARA DÍAS Y AÑOS; 15Y SEAN POR LUMBRERAS EN LA EXPANSIÓN DE LOS CIELOS PARA ALUMBRAR SOBRE LA TIERRA: Y FUE. 16E HIZO DIOS LAS DOS GRANDES LUMBRERAS; LA LUMBRERA MAYOR PARA QUE SEÑOREASE EN EL DÍA, Y LA LUMBRERA MENOR PARA QUE SEÑOREASE EN LA NOCHE: HIZO TAMBIÉN LAS
ESTRELLAS.
Esta es la descripción espiritual del orden de seres espirituales de la región Celestial, los ángeles. Estos han sido y son simbolizados por las estrellas, los mensajeros de parte de Dios durante toda la historia en cuanto a los tiempos y las profecías.
Nos dan señales para las estaciones espirituales. Alumbran
espiritualmente la tierra, el alma del hombre.
Hizo Dios dos grandes lumbreras, el Ángel del Señor y el ángel de luz, que cayó de su dignidad y que ahora señorea sobre las tinieblas.
De este modo Dios ha hecho que entendamos que hay una batalla entre dos ejércitos, el de Cristo y el del diablo, todo por conquistar la tierra prometida de nuestras almas, pues somos el proyecto de Dios.

17Y LAS PUSO DIOS EN LA EXPANSIÓN DE LOS CIELOS, PARA
ALUMBRAR SOBRE LA TIERRA, 18Y PARA SEÑOREAR EN EL DÍA Y EN LA NOCHE, Y PARA APARTAR LA LUZ Y LAS TINIEBLAS: Y VIO DIOS QUE ERA BUENO. 19Y FUE LA TARDE Y LA MAÑANA EL DÍA CUARTO.
No obstante tenemos otra visión de este Texto en la que entendemos que la gran lumbrera del día es el Señor y la de la noche es la Iglesia.
El sol simboliza al Señor pues tiene luz propia, es una estrella.
 La luna, aunque refleja la luz no tiene luz propia.

 Esto es lo que hacemos nosotros, aunque no tenemos luz propia trasmitimos la luz del Señor para que en la noche, crean, por la predicación, aquellos que miren la luz, y esperen a la mañana para ver y que les resplandezca la luz del sol.

El cuarto día del hombre, tras haberse ordenado y dominado, se adentra en la paciencia, aguardando las señales que vendrán por mano de ángeles, lo cual sólo se entiende cuando se tiene la mente de Cristo, como dice la Escritura...porque el hombre natural no percibe las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son locura, porque se han de discernir espiritualmente...
1Coríntios 2:14. Pero el hombre natural no percibe las cosas
 que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
A través del espíritu nacido de nuevo. Estos ángeles a veces son hermanos de parte de Dios, o mensajes por sueños, visiones; de nuevo esta bendición nos es dada por la unción del Espíritu Santo.

20Y DIJO DIOS: PRODUZCAN LAS AGUAS REPTILES DE
ÁNIMA VIVIENTE, Y AVES QUE VUELEN SOBRE LA TIERRA, EN LA ABIERTA EXPANSIÓN DE LOS CIELOS. 21Y CRIÓ DIOS LAS GRANDES BALLENAS, Y TODA COSA VIVA QUE ANDA ARRASTRANDO, QUE LAS AGUAS PRODUJERON SEGÚN SU GÉNERO, Y TODA AVE ALADA SEGÚN SU ESPECIE: Y VIO DIOS QUE ERA BUENO. 22Y DIOS LOS BENDIJO DICIENDO: FRUCTIFICAD Y MULTIPLICAD, Y HENCHID LAS AGUAS EN LOS MARES, Y LAS AVES SE MULTIPLIQUEN EN LA TIERRA.
23Y FUE LA TARDE Y LA MAÑANA EL DÍA QUINTO.
Este representa el dominio del hombre sobre los mares: El mundo, las culturas, la humanidad,
que en su mente, el hombre ha salido de su tierra y
de su parentela para ir a la tierra prometida del Señor, una nueva vida de la mano de Cristo, el mensaje de Dios a Abraham en Génesis 12. Y las aves son de nuevo los ángeles una vez han venido a la tierra para ayudarnos si son de parte del Señor, y para luchar contra nosotros si son enemigos.

EL QUINTO DÍA DEL HOMBRE recibe la piedad al haber entendido que como no predique el Evangelio de la Salvación, por misericordia hacia su prójimo, las potestades de los aires, las aves del enemigo harán que la tierra de su prójimo, su alma se pierda para que su mente se quede en los mares del pensamiento de la humanidad anti-Cristo, que construye un mundo sin Dios como la torre de Babel.
La piedad espiritual nos es dada una vez más por la unción del Espíritu Santo.

24Y DIJO DIOS: PRODUZCA LA TIERRA SERES
VIVIENTES SEGÚN SU GÉNERO, BESTIAS Y SERPIENTES Y ANIMALES DE LA TIERRA SEGÚN SU ESPECIE: Y FUE ASÍ. 25E HIZO DIOS ANIMALES DE LA TIERRA SEGÚN SU GÉNERO, Y GANADO SEGÚN SU GÉNERO, Y TODO ANIMAL QUE ANDA ARRASTRANDO SOBRE LA TIERRA SEGÚN SU ESPECIE: Y VIO DIOS QUE ERA BUENO. 26Y DIJO DIOS: HAGAMOS AL HOMBRE Á NUESTRA IMAGEN, CONFORME Á NUESTRA SEMEJANZA; Y SEÑOREE EN LOS PECES DE LA MAR, Y EN LAS AVES DE LOS CIELOS, Y EN LAS BESTIAS, Y EN TODA LA TIERRA, Y EN TODO ANIMAL QUE ANDA ARRASTRANDO SOBRE LA TIERRA. 27Y CRIÓ DIOS AL HOMBRE Á SU IMAGEN, Á IMAGEN DE DIOS LO CRIÓ; VARÓN
Y HEMBRA LOS CRIÓ.
...Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza..., hombre o mujer, hemos sido dotados del espíritu humano, de un alma que puede llegar a amar y ser capaz de sentir como Dios siente y con una  mente que por el arrepentimiento puede llegar a entender las maravillas de Dios, si Le recibimos con amor verdadero y Le pedimos Su Espíritu Santo, naciendo de nuevo.
Somos los señores de la creación de Dios. En nosotros está como tratemos la creación y como usemos sus recursos, porque Dios nos ha puesto a gobernar y señorear Su creación. Señoreamos pues sobre el resto de criaturas porque somos la esposa del Hijo de Dios, nuestra alma, si Le queremos, es
preparada para las bodas del Cordero de Apocalipsis19.

28Y LOS BENDIJO DIOS; Y DÍJOLES DIOS: FRUCTIFICAD Y MULTIPLICAD, Y HENCHID LA TIERRA, Y SOJUZGADLA, Y SEÑOREAD EN LOS PECES DE LA MAR, Y EN LAS AVES DE LOS CIELOS, Y EN TODAS LAS BESTIAS QUE SE MUEVEN SOBRE LA TIERRA. 29Y DIJO DIOS: HE AQUÍ QUE OS HE DADO TODA HIERBA QUE DA SIMIENTE, QUE ESTÁ SOBRE LA HAZ DE TODA LA TIERRA; Y TODO ÁRBOL EN QUE HAY FRUTO DE ÁRBOL QUE DA SIMIENTE, SEROS HA PARA COMER. 30Y Á TODA BESTIA DE LA TIERRA, Y Á TODAS LAS AVES DE LOS CIELOS, Y Á TODO LO QUE SE MUEVE SOBRE LA TIERRA, EN QUE HAY VIDA, TODA HIERBA VERDE LES SERÁ PARA COMER: Y FUE ASÍ. 31Y VIÓ DIOS TODO LO QUE HABÍA HECHO, Y HE AQUÍ QUE ERA BUENO EN GRAN
MANERA. Y FUE LA TARDE Y LA MAÑANA
 EL DÍA SEXTO.
Una vez bendecidos hemos de multiplicarnos dando frutos espirituales. Dios nos ha dado la hierba, las hojas de la hierba simbolizan las hojas de la Biblia, las cuales son para comer, el Evangelio.
Todo árbol con simiente simboliza el conocimiento de todas
las áreas las cuales podemos comer, conocimiento y sabiduría, siempre y cuando no lo antepongamos a nuestra relación con el Señor como pasó en la caída del pecado en Edén. Y a toda bestia y a todas las aves y a todo lo que tiene vida, están sujetos al Señor, que es la Palabra, el Verbo de vida, su creador, igual que el nuestro.

ESTE ES EL SEXTO DÍA DEL HOMBRE en el cual una vez ha cambiado su mente por la de Cristo, una vez su alma siente con el corazón circuncidado y ha recibido la piedad, la cual emana de ese nuevo corazón que con el alma llena del Espíritu Santo, puede trasmitir el afecto fraternal a través de nuestro espíritu nuevo, para con los hermanos del Cuerpo de Cristo y para con el mismo Señor.
Los que igual que nosotros han sido comprados por precio de
sangre, la sangre de Cristo, el Mesías, nuestro Señor.
Él es el ejemplo del afecto fraternal, con Él no hay temor, por
 lo tanto los cristianos deben trasmitir de sus almas este mismo sentir los unos con los otros, comprendiendo que somos aun humanos, y aunque racionales, arrastramos nuestra parte animal como leemos en 1Coníntios 15:44, pero que dentro tenemos la misma esencia del Señor pero si a veces ofendemos, o tratamos mal o somos maltratados por otros, debemos usar del amor de Dios que nos es concedido una vez nos soportamos y cumplimos la
ley de Cristo de.
Gálatas 6:2.  Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.
1 Juan 3:16-19.

 Y todo esto nos es concedido por la unción del Espíritu Santo.
Para terminar esta exposición tomaremos sólo los tres
 primeros versículos del Capítulo 2 que comienza con la terminación del primero, y culminamos la creación del nuevo hombre espiritual.

1FUERON, PUES, ACABADOS LOS CIELOS Y LA TIERRA, Y TODO EL EJÉRCITO DE ELLOS. 2Y ACABÓ DIOS EN EL DÍA SÉPTIMO LA OBRA QUE HIZO; Y REPOSÓ EL DÍA SÉPTIMO DE TODA LA OBRA QUE HIZO. 3Y BENDIJO DIOS AL DÍA SÉPTIMO, Y LO SANTIFICÓ, PORQUE EN ÉL REPOSÓ DE TODA LA OBRA QUE HABÍA HECHO EN LA CREACIÓN.
El hombre puede vivir de la manera desarrollada en este estudio, que es por creación del Señor, sin embargo el resultado del hombre común es que se quedó cegado por el fruto de uno de los árboles, el del conocimiento de la ciencia del bien y del mal, y esto es lo que el enemigo usó para que, precisamente por la mente, por la tentación a la mente, en su falta de virtud, por no querer esforzarse, prefirió el plan "cómodo de seguir la norma del conocimiento del bien y del mal, para  guiarse y no preguntar a Dios, que debe hacer o que no debe hacer.
Para no esperar la respuesta y así actuar de forma
Impaciente" y se bajó del tren espiritual de la vida que Dios nos había preparado.
Lo vemos en mirando al Árbol del Edén.
Pero la buena noticia es que hoy podemos volver a subir en ese tren que lleva a una nueva vida y salir de este estancamiento que hace que todas las facultades con las que Dios nos capacitó originalmente, puedan tener su pleno desarrollo para bendición, para una vida nueva de la verdadera mano de Dios por el nuevo nacimiento de lo Alto.

 Y todo esto es posible por la unción del Espíritu Santo, nuestro inseparable Amigo, de parte del Esposo y guía, que nos lleva a toda verdad, hasta la implantación universal del reino de Dios.

CONCLUSIÓN
La obra de la creación de Dios en la visión espiritual, como hemos visto, hace que todo nuestro ser: ...espíritu, alma y cuerpo... sean ordenados y pasen de ser alma viviente a
espíritu vivificante.
La naturaleza espiritual vence sobre la carnal. El mérito es de Cristo que ha vencido por nosotros y paga el precio con Su vida en la cruz, para que lleguemos a ser a la altura que Él ideó en su proyecto para nosotros, el de hacernos a Su imagen y conforme a Su semejanza para que nos convirtiéramos en Su esposa para la eternidad. El Espíritu Santo se hace uno con nuestro espíritu, la mente de Cristo se hace una con nuestra mente de manera que sea nuestra alma, ya salva, la que trasmita el afecto fraternal verdadero y el amor verdadero por la fuente del amor de Dios.
Este es el objetivo de Dios en nosotros, en nuestra creación personal y espiritual.
El famoso Texto del Evangelio de Juan, en aquella conversación trascendente entre Nicodemo, un fariseo, maestro de Israel y Jesús, el Señor nos muestra la necesidad de nacer de nuevo del Espíritu: ...
Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.
Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.
El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.
Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?
Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?
De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.
Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?
Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del
 Hombre, que está en el cielo.
Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

La humanidad desde Adán, lleva ya demasiados años construyendo religiones con su mente.
 Ya es la hora de que comprendamos que hasta que el espíritu
 nazca de nuevo, no puede heredar el Reino de Dios.
 Todo lo que hace el hombre en el campo espiritual con la mente carnal, lo lleva es al movimiento de un intento de evitar de manera racional que sigan matándose entre culturas.
El Señor por Su parte, nos advierte: ...
Salid de ella pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus
pecados, ni recibáis parte de sus plagas... Apocalipsis 18:4.

Salgamos de la mente humana y nuestra propia forma de pensar y ver las cosas y entremos en el Espíritu por el nuevo nacimiento del agua y del Espíritu, que da Dios desde las Alturas. Respuesta de Jesús a Nicodemo que acabamos de leer.

CONCLUSIÓN:
 La salvación consiste en el nacimiento espiritual del hombre, Y la renovación de su mente.
Y obteniendo el perdón de pecados. A través del nacimiento de agua. “el bautismo”
Nacimiento espiritual:
Romanos 12:2. Efesios 4:23-24. Hechos 3:19
El perdón de pecados se obtiene únicamente a través del bautismo en agua.
Hechos 2:38. Hechos 19:5.
El primer servicio para con Dios es permitir que Jesucristo trasforme nuestras vidas, aprendiendo a vivir alejados de las vanidades de este mundo Estamos en este mundo pero no pertenecemos a este mundo.
Debemos empezar por aceptar que nuestra nacionalidad esta
en los cielos y que aquí estamos de pasada Como hijos, somos llamados a ofrecer nuestra vida a Dios como un "sacrificio vivo." El apóstol Pablo nos ayuda a entender esta verdad en su carta a los creyentes en Roma:
(Romanos 12:1-2).

MURIENDO AL YO “FIN DE LA CARNE”
El  nacimiento en el espíritu. Es el fin de la carne
Es el  resultado del arrepentimiento, la confesión, y el
bautismo, y el don del espíritu santo, se produce un cambio
radical en el carate del pecador.
Es empezar a vivir para dar lugar a las necesidades de mi espíritu, primero que a las necesidades de mi humanidad.
Ya no nos conformamos con las cosas anteriores, sino por la fe seguimos las pisadas del hijo de Dios, y reflejamos su carácter y nos purificamos a nosotros mismos como Él que es puro. Amamos ahora las cosas que en un tiempo aborrecíamos y aborrecemos las cosas que en otro tiempo amábamos.
1ª Juan 3:3. Mateo 15:19-20.  2ª Corintios 5:17.
Gálatas 5:22-26.  ROMANOS 8:1-27.

SACRIFICIO VIVO - MURIENDO AL YO
Entonces, ¿cómo nos presentamos verdaderamente a Dios como un sacrificio vivo?
Debemos morir a nuestra vida pasada. Este concepto es presentado en este poema anónimo...

Cuando eres olvidado, abandonado, o te hacen sentir insignificante, y el descuido no te hiere ni te duele, sino que tu corazón está feliz siendo hallado digno de sufrir por Cristo;
ESO ES MORIR AL YO.

Cuando hablan mal de tu bondad, cuando tus deseos son contrariados, cuando hacen caso omiso de tu consejo, cuando tu opinión es ridiculizada, y tu rehúsas dejar que el enojo surja en tu corazón, o rehúsas hasta el defenderte, sino que lo recibes todo en un silencio lleno de paciencia y amor;
ESO ES MORIR AL YO.

Cuando amorosamente y pacientemente soporta cualquier desorden, cualquier irregularidad, cualquier molestia; cuando puedes enfrentar cara a cara el despilfarro, la insensatez, la extravagancia, la insensibilidad espiritual, y soportarla como JESÚS lo hizo;
ESO ES MORIR AL YO.

Cuando te contentas con cualquier comida, y ofrenda, cualquier vestimenta, cualquier clima, cualquier sociedad, cualquier soledad, cualquier interrupción por la voluntad de Dios;
ESO ES MORIR AL YO.

Cuando nunca te interesa referirte a ti mismo en conversaciones o historias acerca de tus buenas obras, ni tienes sed de elogios, cuando realmente amas el ser un desconocido;
ESO ES MORIR AL YO.

Cuando puedes ver a tu hermano prosperar y satisfacer todas sus necesidades, y honestamente Regocijarte con él en espíritu sin sentir envidia, ni cuestionar a Dios, mientras que tus propias necesidades son mucho mayores y atraviesas circunstancias desesperadas;
ESO ES MORIR AL YO.

Cuando puedes recibir corrección y reproche de alguien de menor talla que tú y aun así puedes someterte humildemente, tanto interior como exteriormente, sin  que ninguna rebelión o resentimiento surja en tu corazón;
ESO ES MORIR AL YO.

Galatas2:19-21  Debemos ofrecer a Dios, nuestro cuerpo en consagración y ayuno  para que Dios sujete nuestros impulsos, deseos, emociones y pensamientos a su voluntad, para que nos aparte para él.
Y nos de entendimiento de cuál es su voluntad y lo que a él le agrada.
Y nos ayude a renunciar a las cosas de este mundo, de forma voluntaria.
Así como él, que  se entregó en sacrificio voluntario por
nosotros.
Filipenses 3:13-14,20-21.

Para poder morir a las cosas de este mundo debemos pasar por muchas humillaciones.
Pero Dios ha prometido darnos recompensa a los que pasemos por todas estas cosas y es que nuestra recompensa nos espera cuando pasemos a la eternidad.
Hebreos 12:1,15. 1ª Pedro 1:3-9,13-16. 2ª Pedro 1:3-13.  1ª Juan 2:28-29; 1ª Juan 3:2-3.
1ª Pedro 1:22-23.

MUCHOS NO HAN PODIDO NACER EN EL ESPIRITU.
Al no nacer en el espíritu, no pueden vivir la nueva vida y es por eso que no han podido entrar en el  reposo del señor, porque el reposo es espiritual.
Es esa paz interna, ese gozo que no requiere de cosas
materiales para sentirse alegre, eso solo lo puede dar
Jesucristo. 
Hebreos 3:11,18.  Hebreos 4:1-5,11.

Vivir en el espíritu nos permite llevar una vida llena de paz y tranquilidad, porque nos permite comprender que ya no nos debemos afanar por las cosas de este mundo, y que mientras vivamos en comunión con él, Dios suplirá toda necesidad que se nos presente, mientras vivimos de la forma como él manda así dejaremos toda ansiedad por estar a la par con las cosas y vanagloria que ofrece este mundo.

¿CÓMO FUNCIONA LA RENOVACIÓN DE ESPÍRITU DEL HOMBRE?
La renovación del espíritu del hombre consiste en, el nuevo nacimiento del hombre en el espíritu de Dios.
Se produce cuando Le recibimos.
Creyendo en el evangelio de Jesucristo, entonces entendemos que debemos demoler lo que hasta ahora habíamos edificado, de nuestra vida con las costumbres y tradiciones del mundo.
Y  poner en el cimiento de nuestra vida Su Evangelio,
el cual una vez instaurado en nuestra mente, por la fe, va a conseguir que nuestras dos naturalezas; la carnal y la espiritual sean dominadas por el Espíritu de Dios, que Cristo envía del Padre para dirigir la obra.
Es, pues, el Espíritu de Dios la clave para que podamos permanecer en el Camino que culmina con la construcción del Templo Interior, y de nuestras vidas en Cristo, y así, además, seamos de bendición a nuestro prójimo y nos mantengamos sin mancha del mundo.

Para ello debemos discernir espiritualmente y filtrar nuestra mente carnal, en la Mente de Cristo, que trasmitida por el Espíritu Santo, podemos entender y trasmitir los
pensamientos, las revelaciones del Señor y los sentimientos,
las experiencias del alma y las sensaciones del cuerpo.
 Los cuales hemos de discernir para comprendernos a nosotros mismos y a nuestro prójimo, teniendo dominio propio y una vida con un propósito espiritual, sirviendo al Señor.
Y para discernir también su palabra espiritualmente.
Una vez el hombre pasa de ser alma viviente a espíritu vivificante, Pero por la resurrección adquirimos un nuevo cuerpo espiritual.
1ª Coríntios 15:44-45. Efesios 4:3-6.

 Esto es originado por la fe en la obra redentora imprescindible de Cristo.
Esta unidad, alma-mente - o “entendimiento”- y espíritu.
Es la parte inmaterial en la que ahora están bien coordinados los sentimientos, las emociones, el discernimiento, los pensamientos, el amor y la fuerza para vivir; el proyecto y la dirección de nuestra nueva vida, en definitiva, toda nuestra naturaleza al convertirse por el nuevo nacimiento pasa ser espiritual.
Por el Espíritu de Dios, que trasmite su amor, cuando su Espíritu more en nosotros, ...la carne para nada aprovecha...
 Juan 6:63, Efesios 2:20. 1ª Pedro 2:5.
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como
casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios
espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Nuestra mente y nuestro espíritu, estaban necesitados del
Espíritu Santo para que pudiese haber una coordinación espiritual en toda la arquitectura de nuestro ser, y esta arquitectura está diseñada para comenzar su construcción con la aceptación de lo que en La Escritura se llama "la piedra angular", o principal piedra y cabeza del ángulo, que es Cristo en nuestro templo del alma.

Con nuestro espíritu en el Espíritu de Dios, podemos discernir lo Espiritual de Dios, y dominar a nuestro ser completos, de modo que nuestra mente no sea carnal sino espiritual.
Cuando nacemos de nuevo, la mente, al convertirse en
Espiritual, puede gobernar lo carnal de forma espiritual, y no al contrario, como pasaba antes de conocer al Señor, donde la mente era carnal y gobernaba y anulaba lo espiritual de Dios en nosotros.
Este es el origen de que muchos busquen a Dios con la mente humana, intentando conocer al Señor racionalmente, y no se dan cuenta de que primero necesitan tener una relación personal con el Espíritu Santo, quien nos enseña lo Espiritual de Dios.

2ª Pedro 1:5-7.  Al  haber recibido de Dios el don de la fe, con su esencia y naturaleza en nosotros podemos añadir a nuestra fe, virtud, a la virtud conocimiento, al conocimiento dominio propio, al dominio propio paciencia, a la paciencia piedad, a la piedad afecto fraternal y al afecto fraternal amor, y este amor es de Dios.

DIFERENCIA  ENTRE EL CREYENTE Y EL DISCÍPULO.
Todo discípulo es un creyente, pero no todo creyente es un discípulo.
1.- El creyente suele esperar panes y peces; el discípulo es un pescador.
2.- El creyente lucha por vivir; el discípulo por crecer y reproducirse.
3.- El creyente se gana; el discípulo se hace.
4.- El creyente depende en gran parte de la iglesia madre; el
 discípulo está fuera para servir a Dios ganando almas.
Samuel 1:23,24.
5.- El creyente gusta del halago; el discípulo del sacrificio vivo.
6.- El creyente entrega parte de sus ganancias; el discípulo entrega parte de su vida.
7.- El creyente puede caer en la rutina; el discípulo es revolucionario.
8.- El creyente busca que le animen; el discípulo procura animar.
9.- El creyente espera que le asignen tarea; el discípulo es solícito en asumir responsabilidades.
10.- El creyente murmura y reclama; el discípulo obedece y se niega a sí mismo.
11.- El creyente suele restringirse por las circunstancias; el discípulo aprovecha las circunstancias para ejercer su fe.
12.- El creyente reclama que le visiten; el discípulo visita.
13.- El creyente busca en la Palabra promesas para su vida;
el discípulo busca vida para cumplir las instrucciones de la Palabra.
14.- El creyente vive pensando en sí mismo; el discípulo vive pensando en ellos.
15.- El creyente se sienta para adorar; el discípulo Le anda adorando.
16.- El creyente pertenece a una institución; el discípulo es una institución él mismo.
17.- En el creyente la unión del Espíritu Santo es confirmación y meta; en el discípulo es medio para lograr la meta de ser testigo eficaz a toda criatura.
18.- El creyente vale para sumar; el discípulo para multiplicar.
19.- Los creyentes aumenta en  la congregación; los discípulos trabajan para aumentar las congregaciones.
20.- Los discípulos de la iglesia primitiva trastornaron el mundo; los creyentes del siglo XXI están trastornados por el mundo.
21.- Los creyentes esperan milagros; los discípulos obran
milagros.
22.- El creyente busca ahorrar; el discípulo vive  invirtiendo.
23.- Los creyentes se destacan llenando el templo; los
discípulos se hacen para conquistar el mundo.
24.- Los creyentes suelen ser fuertes como soldados acuartelados; los discípulos son soldados invasores.
25.- El creyente cuida de las estacas de su tienda; el discípulo ensancha el sitio de su cabaña.
26.- El creyente hace hábito; el discípulo rompe los moldes.
27.- El creyente sueña con la iglesia ideal; el discípulo se entrega para lograr ser la iglesia real.
28.- La meta del creyente es ganar el cielo; la meta del discípulo es ganar almas para el cielo.
29.- El creyente maduro se hace discípulo; el discípulo
maduro asume los ministerios del Cuerpo.
30.- El creyente necesita de campañas para animarse; el discípulo vive en campaña porque está animado.
31.- El creyente espera un avivamiento; el discípulo es parte del avivamiento.
32.- El creyente agoniza sin morir; el discípulo muere y
resucita para dar vida.
33.- El creyente aislado de su congregación se lamenta de no
tener ambiente; el discípulo crea ambiente para formar una congregación.
34.- Al creyente se le promete una almohada; al discípulo una cruz.
35.- El creyente es socio; el discípulo es siervo.
36.- El creyente se enreda con la cizaña; el discípulo supera las escaramuzas del diablo y no se deja confundir.
37.- El creyente es espiga; el discípulo es grano lleno en la espiga.
38.- El creyente es "ojala"; el discípulo es "Heme aquí."
39.- El creyente, quizá predica el Evangelio; el discípulo hace discípulos.
40.- El creyente espera recompensa para dar; el discípulo es recompensado cuando da.
41.- El creyente es pastoreado como oveja; el discípulo apacienta los corderos.
42.- El creyente recibió la salvación por la Cruz de Cristo; el discípulo toma su cruz cada día y sigue a Cristo.
43.- El creyente espera que oren por él; el discípulo ora por
los demás.
44.- El creyente se congrega para encontrar al Señor; el discípulo trae la presencia del Espíritu Santo.
45.- Al creyente le es predicada la salvación por la Sangre de Cristo; el discípulo toma la Santa Cena y anuncia a las potestades de los aires la victoria de
Cristo en él, para gloria de Dios.
46.- El creyente no se mira más y vive en la fe de que Cristo le ha limpiado ya; El discípulo sigue esforzándose en  limpiarse cada día para ser digno de Dios.
47.- El creyente espera que le interpreten las Escrituras; el
discípulo conoce al Señor y habla de Él.
48.- El creyente no se trata con miembros de las diferentes denominaciones; el discípulo se hace como los demás para ganar a algunos de ellos para Dios.
49.- El creyente busca consejos de los demás para tomar una
decisión; el discípulo ora a Dios, lee la Palabra y en fe sigue
las instrucciones de la Palabra para la toma una decisión.
50.- El creyente espera que el mundo se perfeccione; el
Discípulo lucha por buscar la perfección en sí mismo.

¿QUÉ ES UN DISCÍPULO?
1. Disc
ípulo: es alguien que sigue, imita o aprende de otro, en este caso de Jesús.
Mateo 16:24-25. Marcos.9:31. Lucas 14:33.


Jesús predicó el discipulado
A través de todo su ministerio, Jesús invitó a los hombres a que fueran sus discípulos. Un discípulo es un principiante, un estudiante, un seguidor, un aprendiz, un prosélito, etc. Los cuatro evangelios contienen muchas enseñanzas que se enfocan en el discipulado.
 (Mateo 4.19-22; Marcos 1.16-20; Juan 1.43).

Cuando la primera persona se acercó a Jesús, enseguida
dijo: “Señor, te seguiré a donde quiera que vayas” (Lucas
9.57-62; Mateo 8.19).
Su rápida disposición pudo haber sido una respuesta impulsiva debido a que conocía a Jesús. La respuesta de Jesús fue que considerara el costo: “Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”
Jesús no tenía hogar y esto debió haber contribuido al hecho de que él era “varón de dolores”. El seguirlo podría ser costoso y todo hombre debe pensarlo bien antes de hacerlo.

El segundo hombre, identificado por Mateo como un discípulo Mateo 8.21, aceptó el llamado de seguir a Jesús. Sin embargo, él primero quería hacer algo aparentemente razonable: “Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre” (Lucas 9.59).
 Como discípulo, él conocía las enseñanzas de Jesús, sin embargo, él pensaba que podría hacer esto primero y seguirle más tarde. Jesús respondió: “Deja que los

11 muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el
reino de Dios” (Lucas 9.60). Había algo más importante
que hacer. Jesús llamó a este discípulo a servir en la predicación.

Ya que Mateo relató esta historia poco antes de que los
setenta fuesen enviados y regresaran de predicar Mateo 10, esto da la idea que el llamado a predicar estaba tanto en la mente de Mateo como en la de Lucas.
Este servicio a Dios y a los hombres debe ser cumplido sin dilatación alguna.
Lucas escribió acerca de una tercera persona que también pidió una dilación: “Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa” (Lucas 9.61). A este aspirante a discípulo se le dijo que nada debía interferir entre él y seguir al Señor. Además, Jesús dijo: “Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios” (Lucas 9.62). Aquí vemos a otro que quería seguir a Jesús, pero que todavía no estaba listo para ello. Su dilación pareció ser razonable, pero a la vez incluía el peligro de que sus familiares influyeran en él para que hiciera lo contrario. Mateo 10.37.
El discipulado es un camino difícil y nadie debe mirar atrás después de tomar la cruz. Cuando Jesús envió a sus doce discípulos a predicar “el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 10.7) y a hacer las obras que él estaba haciendo, él
les dio instrucciones con relación al discipulado.
Los discípulos serían como “ovejas en medio de lobos” (Mateo 10.16) y debían esperar oposición y persecución. Esto ilustra la regla general de que “el discípulo no es más que su maestro” (Mateo 10.24).

En este caso, los discípulos podrían recibir el mismo trato que su Maestro estaba recibiendo.
Entonces, Jesús les dijo: “No penséis que he venido para traer
paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada”
(Mateo 10.34).

Puede que para edificar el reino haya conflicto y que no recibamos enseguida la paz que esperamos. Isaías 9.2-6).
Las palabras “en tierra” se refieren a todo hombre en general.
La falta de paz es el resultado de que hay hombres que no responden al llamado de seguir a Jesús. Y la oposición puede tener lugar aún en sus mismas casas. Mateo 10.35-36).
Luego, Jesús explica dos principios: “El que ama a
[cualquier miembro de su familia]...más que a mí, no es digno de mí...y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí” (Mateo 10.37-38).

En otra ocasión, cuando grandes multitudes seguían a Jesús, él les dio un mensaje similar. Es necesario “aborrecer” a los familiares y hasta la propia vida de uno. “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14.26; 12.51-53).

Estas palabras parecen ser duras, pero la verdad es que sus
discípulos deben dejar a un lado los intereses que les
impidan una entrega y fidelidad absoluta a Cristo. Este

 “aborrecimiento, indica amar menos” puede comprenderse al compararlo con el amor, ya mencionado en los párrafos anteriormente, que Jesús pide.
Los discípulos de Jesús deben amarle a él sobre todas las cosas y más que todo serle fiel y leal. Esto debe sobrepasar toda relación familiar y hasta los deseos de uno mismo.
En cierto sentido, la cruz fue la misión especial en la vida de
 Jesús. Los discípulos no deben esperar tener que tomar una cruz literal, como la que tomó Jesús, y ser crucificados.
Sin embargo, los discípulos pueden esperar oposición y hasta la muerte. Debemos dedicarnos a cumplir la misión de Dios para nuestras vidas y esto incluye llevar a cabo la Gran Comisión y todo lo que consiste la misma. Si alguien trata de evitarla: “El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10.39).

Luego, después de decirle a sus discípulos que él debía
sufrir y ser sacrificado en Jerusalén, Jesús les dijo: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por cause de mí, la hallará” (Mateo 16.24-25; Marcos 8.34; 9.1; Lucas 9.23-27; 14.27; 17.33).
El negarse a sí mismo significa deshacerse de los deseos personales y rendirse uno mismo completamente al Señor, aunque esto requiera que uno tenga que tomar su propia cruz.
Si alguien trata de evitar la cruz, “evitar sufrir o ceder sus derechos” “dejar que lo crucifiquen”  para salvar su vida, el tal terminará perdiendo su vida al final. Al estar dispuestos a perder nuestras vidas por causa del Señor, la hallamos. Por tanto, tomar la cruz y seguir a Jesús es algo indispensable para la redención.

No debemos permitir que nada estorbe nuestra disposición de seguir al Señor. Jesús dijo: “Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14.27). Él también dijo que cualquiera que quiera construir una torre primero debe calcular los gastos para asegurarse de que tenga suficiente con qué terminarla y que ningún rey iría a la guerra sin antes pensar en la posibilidad de ganar. “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14.33).
Tanto el discipulado como la salvación son asuntos muy serios y requieren un compromiso total desde el principio y poner todo lo demás en un segundo plano durante toda la vida.
Jesucristo debe ocupar el primer lugar en la vida del discípulo.
Todo aquél que le siga cambiará su manera de andar y será librado del pecado. Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8.12).
Algunos judíos, al escuchar esto, le interrogaron. Jesús les dijo a otros “...judíos que habían creído en él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Juan 8.31-32).
Estos creyentes le dijeron a Jesús que ellos eran hijos de Abraham y que no estaban en esclavitud, y le preguntaron: “...¿Cómo dices tú: Seréis libres?” (Juan 8.33).
Jesús les respondió: “…todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado” (Juan 8.34).
El discípulo no debe ser esclavo del pecado, sino más bien
un hijo de Dios a quien le gusta hacer la voluntad del Padre. Esta libertad para obedecer es la libertad verdadera.
Para ayudarnos a entender el discipulado, Jesús nos dio el ejemplo de las ovejas. Cuando “...abre el portero...las ovejas oyen su voz...y las ovejas le siguen...Mas al extraño no lo seguirán” (Juan 10.3-5). Luego, Jesús explicó: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10.27-28).
 En Juan 15, Jesús explica cómo el hecho de llevar fruto se relaciona con el discipulado: “...el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí, nada podéis hacer” (Juan 15.5).
Entonces él sigue explicando: “En esto es glorificado mi
Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. ...Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor” (Juan 15.8-10).
Y si alguien piensa que el discipulado es una carga, Jesús dijo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11.28-30).

 ¿Cómo se explica que el discipulado sea fácil? La respuesta está en que el nuevo nacimiento cambia la naturaleza interior del discípulo, de modo que él se complace en hacer la voluntad de Dios.
Por tanto, él no siente carga alguna, sino que haya justicia, paz y gozo. Juan 14.27; 16.33; Romanos 14.17; 15.13; Gálatas 5.22).
El cambio interior quita la carga, aunque el discípulo tenga que sufrir por causa de Cristo. Mateo 10.16-25; Lucas 10.3; 21.5-19; Romanos 8.17; Filipenses 1.29-30; 3.10;
2 Timoteo 2.12; 1 Pedro 4.12-14; 5.10).

El camino del discipulado es angosto y difícil, muy diferente a lo que muchos piensan del cristianismo.
En el Sermón del Monte, Jesús dijo: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan” (Mateo 7.13-14; Lucas 13.23-24).
El discipulado ni es una carga ni un camino ancho, sino más bien el camino que lleva a la vida eterna.

CUAL ES EL COSTO DE SER UN DISCÍPULO?
El costo es: Poner a cristo primero.
Antes de la comodidad y los lazos familiares.
(Lucas.9:57-62).

C. Antes de la familia, de sí mismo y las posesiones materiales.
(Lucas.14:25-33).
1. Aborrecer: “Amar menos”
Aborrecer no significa odiar o despreciar, ni abandonar.
Solamente se refiere que debemos dar más importancia y prioridad de obediencia y fidelidad a Dios.
Sin dejarnos afectar por el miedo de perder la atención de
nuestros familiares.
(Mateo.10:37-39).
2. La cruz tiene un solo prop
ósito:> la muerte, de la carne.
(Galatas.2:20)
b. Llevar la cruz, es negarse a sí mismo:
Es poner las Cosas de Dios en primer lugar.
Antes de las posesiones materiales. (Mateo.19:16-30).
E. Antes de nuestro propio cuerpo o lo que sea que nos
impida servirle a El primero.
(Marcos.9:42-48).
F. Antes de las necesidades de la vida, alimento y
vestido.
(Mateo.6:31-34).

¿POR QUÉ EL DISCÍPULO DE CRISTO DEBE PONER A DIOS PRIMERO?
Porque él nos puso a nosotros y nuestro bienestar eterno primero, antes de él mismo.
Esa fue su decisión, y su entrega fue completa.
1. (Filipenses.2:5-11).

TRES COMPROMISOS BÁSICOS DEL VERDADERO DISCÍPULO:
A. Compromiso con la palabra de Dios:
  • “Permanecer en ella”.
(Juan.8:31-32)
2. Todos los días debemos ser constantes y permanecer firmes en su palabra.
  • Compromiso con el pueblo de Dios:
“El Amor”
El amor hacia los hermanos, la iglesia.
El amor con que debemos amar a los hermanos debe ser igual al amor con que Cristo nos ha amado.
(Juan.13:34-35)

C. COMPROMISO CON EL PADRE DE: “LLEVAR FRUTO”
1. (Juan.15:8)
Cuando estábamos sin Cristo todos teníamos como fruto las obras de la carne. Gálatas 5:19-21.

PERO EN CRISTO DEBEMOS EMPEZAR A
DESARROLLAR EL FRUTO DEL ESPÍRITU
SANTO.
(Galatas.5:22,23).

FRUTOS DE OBRAS Y  ACCIONES.
El fruto de llevar almas a Cristo.
a. Si queremos dar mucha gloria al Padre debemos de llevar
 muchos frutos, de almas evangelizadas.
Colosenses 1:3-8

LA GRAN COMISIÓN O ENCOMIENDA A LOS
DISCIPULOS
¿QUE ES LA GRAN COMISION?
La Gran Comisión es, un plan maestro de Dios en el que su iglesia debe trabajar con mucho esfuerzo y amor.
La Gran Comisión en el Antiguo
Testamento.
En el antiguo testamento a los profetas también se les había dado este encargo de anunciar la venida del mesías.
Exodo 19:5. Deuteronomio 4:20. Deuteronomio 7:6. Deuteronomio 14:2. Deuteronomio 26:18-19. Salmos 130:7-8. Isaías 7:14.
Isaías 52:15.

Y este suceso fue cumplido con el nacimiento de Jesús.
Mateo 1:21-23.
Para que hizo todo esto?
Tito 2:14
1ª Pedro 2:9-12.

2. LA GRAN COMISIÓN EN EL NUEVO TESTAMENTO
Entre el periodo de su resurrección y su ascensión al cielo, Jesús da su orden final a los discípulos, la cual vemos en tres de los cuatro libros del evangelio, conocida como La Gran Comisión. “LA GRAN ENCOMIENDA”

1.   Por tanto, ID, y haced discípulos a todas las
naciones.
Ciertamente, las últimas palabras que Jesús dijo en la tierra a sus discípulos cuando se estaba yendo, es que con su partida estaría más cerca de sus corazones, palabras que quedaron grabadas en sus mentes.
Él ratifica la irrevocable y eterna comisión a sus discípulos, (y los discípulos de los discípulos), para que lleven las Buenas Nuevas de Salvación a todos aquellos que nunca la han escuchado.
Mateo 28:19-20. Marcos 16:14-18. Lucas 24:36-49.
1ª La comisión consistió en que ellos debían predicar, proclamar el evangelio de salvación dando a conocer su reino a todos los hombres sin acepción de personas, raza o color.
Mateo 28:19.Marcos 16:15. Lucas 24:47
que debían predicar y enseñar que es el arrepentimiento y
que el perdón de los pecados solo es en su nombre, por medio de su hijo Jesucristo.
Comenzando por nuestra casa primeramente.
Mateo 28:19.Marcos 16:17.Lucas 24:47.

que debían hacer discípulos a todas las naciones.
Esto es enseñar a todos los hombres de todo lugar como seguir a Jesucristo.
Mateo 28:19.Marcos 16:15. Lucas 24:47.
Que deberían enseñarles a todos los hombres que todo el que crea en este mensaje debe ser bautizado si quiere ser salvo de lo contrario será condenado.
Mateo 28:19. Marcos 16:16.Juan 20:23.

5ª  que deberían enseñar que nosotros como iglesia debemos tener presente todas las cosas que Jesús enseño, porque de esa manera el estará con nosotros hasta el fin del mundo.
Mateo 28:20.
6ª  debemos enseñar que Dios prometió ungirnos con el poder de su Espíritu Santo.
Pero debemos crecer en el conocimiento de la voluntad de Dios, antes de salir a predicar.
Lucas 24:49. Juan 20:21-23.

7ª que deberían enseñarles a todos los hombres, que todo el
que cree en este mensaje del evangelio, Dios les promete que señales de poder y hechos milagrosos respaldaran la predicación del evangelio.
Marcos 16:17-18

Vemos que todos los pasajes que habla la comisión, nos deja claro que todo lo debemos hacer en su nombre.
Colosenses 3:17,23.

El evangelista Mateo nos confirma esta orden.
Bautizándolos en el NOMBRE del Padre y del HIJO y del ESPIRITU SANTO. Mateo 28:19.

El evangelista Marcos nos confirma también esta orden.
Y esas señales seguirán a los que creen. En mi NOMBRE echaran fuera demonios.
Marcos 16:17.
El evangelista Lucas también confirma esta orden.
Que se debe predicar en su NOMBRE el arrepentimiento y el perdón de pecados.
Lucas 24:47.
El evangelista Juan también nos confirma esta orden.
Que todo esto se ha escrito para que se crea que Jesús es el Cristo y así creyendo obtengamos la vida eterna en su NOMBRE.
Juan 20:31.

También debemos enseñar que solo en ese NOMBRE hay salvación.
Hechos 4:12. 1ª Timoteo 2:5. Romanos 10:13.

Debemos enseñar que ese nombre fue dado para salvación.
Mateo 1:23. Lucas 1:31. Isaías 7:14.

Debemos enseñar que solo en ese NOMBRE hay perdón de
pecados.
Hechos 2:38. Lucas 24:47. Hechos 10:43.

Debemos enseñar que el bautismo debe ser en su NOMBRE.
Hechos 10:48. Hechos 2:38. Hechos 19:3-5.
Hechos 22:16. Hechos 8:16.

Debemos enseñar que al que se debe seguir es a Jesús y que los que se bautizaron de otra forma deben volverse a bautizar para que les sea invocado el NOMBRE  de Jesús.
Hechos 3:19.

Debemos enseñar que en su NOMBRE se doblara toda rodilla.
Filipenses 2:8:11. Efesios 4:4-5.

Debemos enseñar que todo lo que hagamos debe ser en el NOMBRE de Jesús.

Colosenses 3:17,23.Romanos 10:13. Filipenses 2:8-11.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario