sábado, 22 de marzo de 2014

INTIMIDAD CON CRISTO PARTE 2

Lección #4
Intimidad con Cristo – Parte II -
Alimentándose de la Palabra.
La Biblia – Nuestro Pan Espiritual
“No solo de pan vivirá el hombre, sino toda palabra de Dios…”  Lucas 4:4
Nuestra Meta en esta clase es ¡Aprender como alimentarnos de la Palabra de Dios!
1ª Pedro 2:2 Hebreos:5:11-14 Hebreos &:1-12

Leer la Biblia es escuchar a Dios
Dios te está hablando.
¿Le estás escuchando?
Hebreos 3:7, Hebreos 3:14-19.
¿Has tenido alguna vez un amigo que habla y habla y no te dejar decir ni una palabra?
Muchos somos así con Dios. Oramos y cantamos, pero nunca escuchamos. En una relación sana, uno no solamente habla, sino escucha también. Por esto, es necesario escuchar la voz de Dios, leyendo su palabra todos los días.
¡Leemos la Biblia no solamente para conocer la historia de Israel, sino para vivir espiritualmente!

MÁS QUE LEERLA DEBEMOS ESTUDIAR LA
BIBLIA
Porque para poder vivir la vida a plenitud necesitamos conocer Y comprender la verdadera
 Voluntad de Dios.
Porque Dios dejo esto escrito para nuestra enseñanza Romanos 15:4.
LA PALABRA DE DIOS NOS ENSEÑA LA VERDAD:
2ª Tim.3:15-17.
A)         La Verdad—— > (la doctrina del Evangelio del Reino de Dios para salvación)
B)         Es para redargüir. ——> (convencer, refutar, reprender)
C)         Es para corregir. —— >  (Enmendar, advertir, Restaurar)
D)         Es para exhortar. —— >  (motivar, animar)
Cambiar al hombre, en mejorar la vida y el carácter.
E)          Instruir en justicia.—— > (enseñarnos los
atributos de Dios)
Nos señala el buen camino, nos muestra como es Dios. Y  Su fin es que el hombre sea perfecto y este enteramente preparado para toda buena obra de obediencia.
F)          Si conocemos la verdad seremos libres Juan 8:32-37
G)         Debemos prepararnos en nuestra área espiritual. Mateo  4:1-11
H)         Es el instrumento que Dios nos dejó para cuidar nuestra alma de los ataques de satanás.. Efesios.6:10-18
I)          Produce renacimiento y crecimiento  espiritual
(1 Pedro 1:23; 2:2).
J)          Nos hace participantes de la naturaleza divina
2ª Pedro 1:3-11
K)         Todo cristiano debe usar bien las Sagradas
Escrituras, y no cambiar o introducir nue­vas doctrinas. Por eso debemos estudiarla.  (1Tim.4:13) 2ª Timoteo 2:15-17.
L)          Pablo también estudio. (2ª Tim.4:13)
M)        Uno adquiere fe por medio del estudio de su
N)         Palabra. (Romamos.10:17)
Fe: Confianza y convicción en Dios. La Fe es necesaria para agradar a Dios. (Heb.11:1,6)
O)         Para volvernos  a Dios. (Mat.13:15)  Romanos 12:1-2
Ñ) Nos vamos transformando. (Romanos.12:2)
O) Uno se informa de Dios mediante el estudio.  (Juan.5:39)
A través del estudio bíblico podemos conocer  a Dios como creador, y a Dios como Hijo, en su manifestación en carne.
p) Conocer las palabras de Jesús y su voluntad para el hombre.  Juan 17:2-3
Q) Es vital y necesario crecer en conocimiento.(2Pedro.3:18)
R) Uno adquiere fe por medio del estudio.
(Romanos.10:17)
1. Fe: Confianza y convicción en Dios.
2. La Fe es necesaria para agradar a Dios. (Heb.11:6)
S) Uno se convierte a Dios. (Mat.13:15)
Nos vamos transformando. (Rom.12:2)
T) . Uno se informa de Dios mediante el estudio.
1. (Juan.5:39) (Juan.17:1-3)
2. A través del estudio bíblico podemos conocer al Dios creador, Conocer la vida las enseñanzas de Jesús y su voluntad para el hombre.
U)  La obediencia a las escrituras trae salvación. (Sant.1:21-22).
1. Salvación: liberación, preservación.
2. ¿Cómo obedeceremos si no sabemos que obedecer?

B. Realmente es vital y necesario crecer en conocimiento y obediencia. (2ª Pedro.3:18).
C. Les animo hermanos y amigos a que continúen estudiando este libro
maravilloso, (la biblia) que es la bendita palabra del
Señor.
F. El estudios hace que uno resulte aprobado por Dios. (2Tim.2:15)
1. Por que usamos bien su Palabra. (Prov.30:5-6)
G
. Se debe estudiar para estar enteramente preparado como cristiano.

1. Para que uno se convierta a Cristo a plenitud o totalidad. (1ª Pedro 2:9-10)
H. Hay que estudiar para que uno sea instruido en justicia. (2ª Timoteo. 3:16)
1. Enseñado por Dios, aprender los atributos del Señor.
I. Las escrituras hacen que uno sea sabio para la salvación. (2ª Timoteo. 3:15)

La Biblia – ¡Más que un libro! – Inspirado por Dios ES:
Es la comida del creyente. Es la voz de Dios, expresando el amor de su corazón para con nosotros. 1ª Pedro 2:2.

¿Qué significa que la Biblia es inspirada?
1. Tiene dos autores - ¡divino y humano!
2 Timoteo 3:16-17
2 Pedro 1:20-21
A diferencia de cualquier otro libro, la Biblia tiene dos
 autores – lo humano y lo divino. El Espíritu Santo “inspiró” a los escritores humanos en el proceso de escribir.
2. “Inspirar” significa “soplar en” una persona.
Es decir, el Espíritu Santo iluminó al entendimiento de los escritores humanos, penetrando sus procesos mentales para poder expresar su mensaje con autoridad y poder divino. Por esto, a través de los siglos, los cristianos se han nutrido de sus palabras, y la Biblia provee el fundamento de nuestra fe. El agregar o cambiar su enseñanza es
Extraviarse del cristianismo genuino.

3. La Biblia tiene Vida y Poder Espiritual
Hebreos 4:12.
(Juan 6:63)
Por ser inspirada, la Biblia nos lleva a una experiencia directa con Dios. Si recibimos la palabra con un corazón abierto, produce fruto espiritual en nosotros. ¡Nos cambia! ¡Nos transforma!

Tenemos que Recibir la Palabra con el corazón Abierto
La palabra es como una semilla. Contiene vida y puede producir plantas y frutas si cae en tierra buena. Todo depende de nosotros –
¿Cómo recibimos la palabra?
¿Somos tierra buena?
Estudio Bíblico: Lee Parábola del Sembrador – Marcos 4:1-20
Hay cuatro clases de tierras. ¿Cuáles son?
Las cuatro clases de tierra corresponden a cuatro clases de personas. ¿Cuáles son?
¿Cómo podemos asegurarnos de ser la última clase de tierra – la tierra buena?
La Biblia – Nuestro Pan Espiritual
Jesús en el Desierto
Cuando Jesús ayunaba en el desierto, Satanás le tentaba a cambiar las piedras en panes. Jesús le contestó, diciendo, “No solamente del pan vivirá el hombre, sino toda palabra que sale de la boca de Jehová.”
¿Por qué, usted cree, Jesús hace esta comparación entre el
pan y la palabra de Dios?

Maná en el Desierto – Pan Fresco cada Mañana
Cuando los Israelitas vagaban en el desierto por cuarenta años, Dios les alimentaba con pan de los cielos que se llamaba “mana.” Cada día, ese pan aparecía como el roció en la arena. Los Israelitas recogían ese pan cada mana y lo comían ese mismo día. Si trataban de guardar el pan de un día a otro, se volvía mal, podrido y apestaba. Había pan fresco cada día para recoger y comer.

Tenemos que Recoger el Mana de la Palabra Cada día.
Es así con el cristiano y la palabra de Dios. Cada día hay una palabra fresca de Dios – un mensaje de Dios para nuestras vidas.
Nos toca hacer una cita con Dios y leer su palabra cada día, para recibir el mensaje especial que él tiene para nosotros. No podemos alimentarnos de lo que hemos leído en el pasado. Dios que quiere que leamos y meditamos en la palabra cada día.
COMO ALIMENTARSE DE LA PALABRA
1. Leer la Palabra cada día.
¿Dónde comienzo a leer?
Sugerimos que comiences a leer en el Nuevo
Testamento.
2. Estudiarla= hasta entender el mensaje allí escrito
3. Memorizarla=esto es guardarla
4. Meditarla=hasta recapacitar lo que debo corregir de mi vida.
5. ¡Hacerla!= esforzarme en ponerla por obra
¿Cómo se debe leer la Biblia?
En Secuencia Con la excepción de los Salmos y
 Proverbios, que no tienen una secuencia estricta, es importante leer los capítulos en orden. (Mateo 1… 2…3). Si estás leyendo algo histórico, como la vida de Jesús, es importante leer la secuencia apropiada.

Con Regularidad – No es necesario leer toda la Biblia en una semana. Uno puede leer uno o dos capítulos el día, para comenzar.

Con Entendimiento – No leas palabras y nada más. Toma tiempo para leer algunas secciones otra vez, para retener lo que has leído.

  1. Estudiar la Palabra.
¿Cuáles son las Maneras de Estudiar la Biblia?
Tomar una Clase - ¡Felicitaciones! ¡Ya estás haciéndolo!
Hacer Preguntas Anota preguntas para después hablar con un mentor.
Asistir a una Célula – Las Células siempre son
para estudios Bíblicos.
Escuchar a Sermones – Un sermón es un análisis y aplicación de un texto Bíblico, ungido por el Espíritu Santo. Hay sermones en la radio y Internet.
Usar una Biblia de Estudio – Estas Biblias están disponibles en cualquier librería (cristiano o no). Tienen para dar explicaciones de algunos versículos, y proveen mapas y artículos para proveer trasfondo histórico y geográfico de las historias.

Usar una Concordancia Una concordancia es un libro con listados de cada uso de cada palabra en la Biblia. Usando una concordancia, se puede estudiar la palabra, “gozo,” buscando cada versículo que usa esta palabra.
Usar Comentarios – Un comentario de la Biblia provee información para entender el trasfondo histórico, geográfico, y teológico de la Biblia.
Algunos son muy buenos, pero algunos no. Es importante consultar con un líder de confianza antes de comprar un comentario.

3. Memorizar la Palabra
¿Por qué memorizar la palabra?
Cuando memorizamos versículos sembramos semillas de la palabra de Dios en nuestro corazón.
Penetra nuestra consciencia y nos acompaña 24 horas al día.
Para Guardarla en el Corazón - “En mi corazón he guardado tus dichos…”
Para pelear contra Satanás
o La palabra se llama “La Espada del Espíritu.” (Efesios
6:10-18) Si no la tenemos en la mente, no podemos pelear con ella.
Jesús usó la palabra contra Satanás en el desierto.
Cuando el diablo le tentaba, el respondía diciendo, “Escrito está….” Si él no tuviera la palabra memorizada, no lo pudiera haberlo hecho.
Para no Pecar - “En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.” (Salmo 119:11)

¿CÓMO PODEMOS MEMORIZAR LA PALABRA?
No hacer excusas - ¡Si se puede!
Usa un versículo corto “Todo lo puedo en
Cristo que me fortaleceFilipenses 4:13.
Repítelo en voz alta - hasta que quede grabado
Escríbelo una y otra vez
Usa una tarjetita con el versículo escrito para mirarlo durante el día

4. MEDITAR EN LA PALABRA
Dios mandó a Josué a meditar en la palabra para tener éxito
“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditaras en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien…”
Josué 1:8.

El Primer Salmo nos llama a Hacer la Palabra nuestra “Delicia”
Salmo 1:1-3
Basado en estos versículos, anota algunas promesas para los que meditan en la palabra.

¿QUÉ SIGNIFICA “MEDITAR” EN LA PALABRA?
Tomar tiempo para considerar las palabras profundamente
Orar
Personalizarlas
Escuchar al Espíritu Santo
aplicarlas a nuestra vida
¿Cómo meditar en la palabra?
Escoger un solo versículo que te llama la atención de la lectura general.
Ejemplo – “Jehová es mi pastor, nada me faltará.”
Salmos 23:1
Concentrar en este versículo por dos o tres minutos, repitiéndolo y pensando en el significado de cada palabra.
Personalizarlo y Orar – Dando Gracias al Señor
Ejemplo – “Jehová no es meramente un pastor de todo el mundo – él es mi pastor. Me conoce por nombre.
Gracias Señor, que no estoy solo en la vida. Gracias
por ser mi pastor hoy y siempre. Te pido que me guíes y proveas por todas mis necesidades hoy…etc.”

5. ¡Hacer la Palabra!
¡No seas un Fariseo!
En el tiempo de Jesús había líderes religiosos súper-estrictos, que se llamaban Fariseos.
Algunos eran sinceros en su fe, pero muchos eran hipócritas.
Memorizaban porciones enteras de la Biblia y ayunaban dos o tres veces cada semana. Pero una cosa les faltaba – No ponían la palabra en práctica.
Por todo su conocimiento y “espiritualidad,” eran orgullosos, mentirosos, y violentos.
Ellos mataron a Jesús a través de los Romanos.

Si leemos la palabra sin ponerla en práctica, quedamos peor que antes.
Es muy peligroso leer la Biblia sin ponerla en práctica.
“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” Santiago 1:22-25

¿Cómo aplicar la palabra a la vida diaria?
Siempre debemos hacernos la pregunta,
¿Cómo debo cambiar mi vida para mejor vivir el mensaje que estoy leyendo?
Asignación - Aplica este versículo a tu vida diaria.
“Haced todo sin quejas ni argumentos…” (Filipenses 2:14)
Menciona tres veces en esta semana que te quejaste por
algo.
El opuesto de quejarse – acción de gracias.
En esta semana, trata de dar gracias en lugar de quejarte en una de las situaciones que mencionaste.
¿Lo hiciste? Describe la situación en que aplicaste este
versículo a tu vida.

SIMBOLOS CON LOS QUE SE COMPARA LA BIBLIA.
LA PALABRA COMO SEMILLA.
Nosotros somos la tierra, y cuando leemos o escuchamos su Palabra con atención y respeto, la estamos sembrando en nuestro corazón. Marcos 4:14-20

LA PALABRA COMO LLUVIA Y NIEVE.
Así como la lluvia produce vida, así también es esta Palabra cuando se siembra en tu corazón, producirá vida.
Isaías 55:10-11.

LA PALABRA COMO LECHE ESPIRITUAL.
Así como la leche nutre y da crecimiento al niño cuando nace, lo mismo es con nosotros esta palabra a medida que la leemos Y nos va dando entendimiento hasta producir crecimiento y madures espiritual.
1ª Pedro 2:2-3; Hebreos 5:12

LA PALABRA COMO LA VIDA.
a medida que vamos avanzando en conocimiento y compresión de lo que nos dice su Palabra, surgirá en nosotros la vida espiritual. Juan 8:51; Hechos 7:38
                    
LA PALABRA COMO MIEL.
Cuando entendemos esta palabra, nos parece dulce como la miel y cada día nos gustará más y más. Salmos 119:103.

LA PALABRA COMO LAMPARA.
Esta Palabra cumple las mismas funciones de una
 lámpara, su palabra es la portadora de las cosas que Dios quiere para nuestra vida.
2ª samuel22:29.

LA PALABRA COMO LUMBRERA.
Esto es que nos permite entrar en esta dimensión celestial y comprender mejor el significado de todo lo que Dios nos pide.
Samuel 119:130.

LA PALABRA COMO FUEGO.
La palabra de Dios es tan poderosa que así como el fuego consume todo lo que este a su paso.
Así también la palabra de Dios quema y consume todo lo malo que hay en m, hasta dejarme limpio.
Jeremías 5:14.Jeremias 23:29.Malaquias 3:1-2.

LA PALABRA COMO MARTILLO.
Así como el martillo quiebra la piedra, así mismo es la palabra de Dios que penetra el corazón hasta quebrantarlo.
Jeremías 5:20.Jeremias 23:29
LA PALABRA COMO ESPADA.
Es comparada con una espada de dos filos, porque cumple la misma función.
Así como nos da vida, también nos puede causar la muerte. Nos da bendición cuando la recibimos con aceptación, o para juicio.
O para maldición cuando la recházanos, o ignoramos.
Recibimos vida eterna a través de ella, o recibimos juicio como consecuencia de su rechazo. Efesios 6:17.

LA PALABRA ES VERDAD.
Y por medio de esta verdad seremos libres
Para seguir a Jesús. Salmos 119:160.2ª Timoteo 2:15. Juan 8:32.

LA PALABRA ES LIMPIA.
Esta Palabra a medida que la vamos recibiendo nos
va limpiando de todo pensamiento impuro.
Proverbios 30:5. Juan 15:3.

LA PALABRA ES ETERNA.
Dios es eterno y su palabra también y a medida que la conozcamos y la guardemos en nuestro corazón nos hará eternos. 1ª Pedro 1:25.

LA PALABRA ES AMOR.
Cuando llegamos al conocimiento pleno de su palabra comprendemos que todo lo que nos enseña su palabra es el amor de Dios.
1ª Juan 2:4-6.

LA PALABRA ES VIVA Y EFICAZ.
Esta palabra tiene poder para mostrarnos los
sentimientos más Profundos y escondidos, que tengamos y así nos da vida espiritual y podemos comenzar a creer, ver y a vivir esta dimensión celestial. Hebreos 4:12.  1ª Juan 2:14.

LA PALABRA ES RECTA.
En esta Palabra no hay en gaño Salmos
 33:4
9) Contiene notables hechos científicos.
La  tierra cuelga en el vacío (Job 26:7),
El aire tiene peso (Job 28:25),
El número de estrellas es incalculable (Jeremías 33:22).
      10) ¿Cuánto tiempo perdurará la Biblia?
R= la palabra de Dios es para siempre.  Isaías 40:8  1ª Pedro 24-25

CONCLUSIÓN
Al final de estos estudios estaremos en la posición de analizar nuestra vida y darnos cuenta que si no estamos permaneciendo en Cristo y en su palabra estamos muy lejos de la realidad de pertenecer al reino de Dios.
Recordemos que la palabra de Dios permanece para siempre y si esa palabra permanece en nosotros también nosotros tenemos promesa para permanecer para siempre. 1ª Juan 1:2-5
ILUSTRACIONES
Cuenta una vieja leyenda romana, de un joven llamado Fortunato, quien poseía una bolsa mágica que contenía una moneda de oro, la cual se renovaba milagrosamente cada vez que la sacaba y la gastaba, porque la moneda tenía la virtud de volver siempre a la bolsa.

La Biblia es similar, pues al abrir sus páginas nos enriquecemos con sus   enseñanzas.
Luego la cerramos y cuando volvemos a abrirla encontramos las mismas riquezas.

La Biblia siempre tiene tesoros incalculables de consejo y orientación

No hay comentarios.:

Publicar un comentario